25°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

25°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

EN VIVO

Ayelén Mazzina: "Quiero abrazar a cada mujer del país"

Accionaria y orgullosa de la provincia, la funcionaria dialogó con este medio sobre las políticas que se trabajan dentro del organismo nacional. En los últimos días de este 2022 se dedica a viajar por las provincias del país para conocer las distintas realidades y acompañar a sus pares.

Por redacción
| 04 de diciembre de 2022
Mazzina, de visita. La ministra de las Mujeres, Género y Diversidad estuvo en la provincia y participó de varias actividades junto con la comitiva presidencial. Foto: Prensa Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad.

Del norte hasta el sur y con una valija repleta de políticas públicas compartidas con las mujeres y disidencias del país, Ayelén Mazzina hace dos meses asumió como la flamante ministra de las Mujeres, Géneros y Diversidad de la Nación y su trabajo se acrecentó con la prioridad de conocer cada alma que habita en las provincias, ciudades, parajes y pueblos de Argentina.

 

La funcionaria llegó a San Luis con la comitiva presidencial para realizar varias actividades pensadas dentro de la provincia y se reencontró con las y los puntanos que la apoyaron y felicitaron el día que decidió tomar un nuevo rumbo como ministra.

 

Mazzina habló con El Diario de la República en exclusiva sobre su prematura, pero fortalecida gestión dentro del ejecutivo nacional. Contó cómo encontró a San Luis en esta visita más que esperada y habló abiertamente sobre el diálogo que mantuvo con Yamila Cialone, madre de Guadalupe Belén Lucero, la pequeña que desapareció en junio del año pasado. Fue un necesario encuentro en el que le aseguró a Yamila el acompañamiento total del Estado nacional y provincial con su caso.

 

 

—Regresaste a San Luis por unos días, ¿cómo fue reencontrarte con la provincia?

 

—Un orgullo volver. Es un placer encontrarme con compañeras, compañeros, que me esperaban después de dos meses. Había mucha ansiedad de diálogo luego de tanto tiempo. Pasar por las rutas puntanas y recorrer nuevos lugares, como el Cine Teatro recientemente inaugurado, me llenó de felicidad porque fui parte del proceso antes de que el sueño se cumpliera. Al verlo cómo quedó sentí que realmente se prendió la luz después de tanta espera.

 

 

—También participaste en la última edición de Tramar en la UPrO, ¿cuál fue el centro de tu charla?

 

—Era un evento que programamos antes de la asunción. Es un lugar donde te reunís con toda la sociedad civil, sin importar tu cargo, simplemente con la necesidad de debatir. Es transformador. Son buenos estos espacios porque somos todas y todos iguales, compartís mesa con la sociedad en general y es ella quien te plantea la problemática. El tema de esta edición fueron las tareas de cuidado, algo que nos atraviesa a las mujeres y cuerpos feminizados desde siempre. Les conté a los compañeros y compañeras de qué se trata cuando hablamos de cuidados, que básicamente es todo lo que hacemos a diario desde limpiar, atender infancias, adultos mayores o cocinar. Además de cómo impacta directamente en la economía de la provincia, el país y el mundo. La conclusión fue que el problema está en la redistribución de las tareas.

 

 

—¿Actualmente en el ministerio hay leyes o proyectos que traten sobre este tema?

 

—Existe un proyecto de ley llamado Cuidar en Igualdad, que presentó el Presidente a principios de año en el inicio de sesiones legislativas y actualmente se encuentra en la Cámara de Diputadas y Diputados. Esta ley tendrá como objetivo crear un sistema integral de cuidados con perspectiva de género, que es un conjunto de políticas y servicios que aseguran la provisión, la socialización, el reconocimiento y la redistribución del trabajo de cuidado, entre el sector público, el sector privado, las familias y las organizaciones comunitarias y entre todas las identidades de género para que las personas accedan a los derechos de cuidar y ser cuidados en condiciones de igualdad. Lo que hacemos en este momento es la realización de foros participativos para poder analizar el proyecto y construir colectivamente con la sociedad. Porque sentimos que no pertenece a un solo ministerio, sino que impacta en toda las personas.

 

 En compañía. Ayelén Mazzina cuenta con un equipo de trabajo que la acompaña por todo el país. Estuvo en Tramar. Foto: Prensa Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad.

 

—¿Cuál fue el panorama que encontraste al sumarte al Ministerio de las Mujeres, Género y Diversidad?

 

—Me sumo a un ministerio que tenía una batería de políticas públicas ya avanzadas. Lo que hice fue seguirlas y tomar el ritmo de cada equipo de trabajo. En estos momentos nos encargamos de  visitar algunas provincias para conocer el trabajo interno y darle visibilidad. Estuve en la provincia de Buenos Aires, Tucumán y en las próximas semanas viajaré a Salta. El objetivo es darles cuerpo, músculos y abrazo a las compañeras que cuentan con proyectos de excelencia, donde se hablan de diferentes temas como la autonomía económica, distintos protocolos de violencia que son excelentes, entre otros. También es necesario conocer nuestro país para dar el pie a que en cada lugar las tareas de cuidado son diferentes.

 

 

—¿Cómo te sentís personalmente al estar al frente de tan importante y necesario ministerio?

 

—Muy bien, es importante tener en cuenta que teníamos una muy buena relación con Elizabeth Gómez Alcorta, la anterior ministra, con quien trabajamos en equipo cuando yo estaba a cargo de la Secretaría de la Mujer en San Luis. Cada inconveniente o avance lo dialogábamos para construir colectivamente y tratar de entender que muchas veces las políticas que se piensan en un escritorio de allá a las provincias no nos sirven y las tenemos que rediseñar, y eso doblega el trabajo provincial donde se terminan realizando sus propias leyes. En términos generales me siento muy confiada. Hay equipos de trabajo muy importantes, grupos conformados que cuentan con arduas tareas. Es un ministerio muy joven que se creó al calor de las luchas feministas y muy pedido por todos los feminismos que contaban con la necesidad de tenerlo, cuidarlo y sostenerlo, siempre avanzando hacia una sociedad que queremos. Contamos con políticas muy buenas como el Acercar Derechos, que está en todas las provincias; el Producir, donde se fortalecen proyectos producidos de mujeres y disidencias. También hay apoyo económico a familiares de víctimas de violencia extrema, entre otros programas interesantes que, siento, le cambiaron la vida a las personas.

 

 

—En esta visita a San Luis decidiste reunirte con la mamá de Guadalupe Lucero Cialone, ¿cómo surgió la idea? ¿Quedaron en comunicación para próximos encuentros?

 

—Primeramente, Yamila estuvo en diálogo con mis equipos del ministerio que anteriormente trabajaron conmigo en San Luis y ya conocían el caso. Yamila quería encontrarse conmigo, entonces cuando terminé con las actividades junto con la comitiva presidencial, la visité. Lo primero que le planteé fue la importancia de saber que la desaparición de Guadalupe no es un caso aislado para nadie porque desde el primer día la secretaría estuvo con acompañamiento, contención, abordaje psicológico y diálogo permanente. Por mi parte siempre estuve pendiente de lo que sucedía con el caso. Por ejemplo, para el 25N,  estuve en un congreso en Mar del Plata y me dispuse a hablar sobre la preocupación y el pedido de justicia para que aparezca pronto. Congeniamos con Yamila para que entienda que por más que seamos Estado no nos olvidamos de ella y tenemos la humanidad para dialogar y entenderla. Quedamos en comunicación y en entendimiento de que las puertas siempre estuvieron abiertas para ella y su familia porque no hay nada que ocultar.

 

Redacción/ALG

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...