24°SAN LUIS - Martes 06 de Diciembre de 2022

24°SAN LUIS - Martes 06 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Las agresiones contra policías no cesan e investigan otros 3 casos

En una de ellas un agente terminó con puntos de sutura en el rostro; en la otra, con una fractura de maxilar

Por redacción
| 19 de septiembre de 2022
Garro. El acusado por lesionar a Llubel Jolivot sale esposado de su casa, en avenida Raúl Alfonsín de la capital. Foto: Héctor Portela

Los casos del oficial ayudante Diego Gatica y del comisario mayor Hernán Soloa acapararon la atención casi toda la semana pasada; lamentablemente, no fueron los únicos de agresión a policías. Hace 10 días, dos agentes fueron atacados en la plazoleta de Puente Blanco. Un día después, investigadores detuvieron a un matrimonio implicado en el hecho: ella quedó libre el lunes; él continúa en una celda, pero lo más probable es que vuelva a su casa. A mitad de semana, un vecino de Quines fue sentenciado a 45 días de cárcel por haberse resistido a un procedimiento y haber atacado a los agentes con un palo, en julio de este año. En San Francisco, efectivos de la Comisaría Distrito 14 investigan el ataque a un cabo de 45 años a quien le fracturaron el maxilar mientras estaba de franco de servicio. Antenoche, dos motoristas recibieron varios golpes de parte de dos jóvenes a quienes les pidieron que no caminaran por el medio de la calle.

 

La tarde del viernes 9 de septiembre, los oficiales ayudantes Héctor Llubel Jolivot y Lucas Alcaraz fueron agredidos a puños, patadas y pedradas por un hombre, dos adolescentes y una mujer en la plazoleta que hay en calles Callao y Catamarca. Les recriminaban que hayan identificado a su hijo y a otros chicos. El sábado al mediodía, efectivos de la Comisaría 2ª detuvieron a José Garro y Natalia Sanduay y les secuestraron el Citroën C3 gris en el que se movilizaban la tarde anterior.

 

El fiscal de Instrucción 1, Emmanuel Sastre, le comentó a El Diario que pudieron recolectar filmaciones y varios testimonios que ubican a los acusados y a su hijo de 17 años en el ataque. Por su edad, al chico no lo demoraron, y al otro joven que los acompañaba aún no lo ubican, confió este viernes el comisario Rubén Ochoa, jefe de la Comisaría 2ª.

 

El lunes pasado Garro y Sanduay fueron conducidos a una audiencia de formulación de cargos ante el juez Marcelo Bustamante Marone. Sastre los acusó por “Atentado a la autoridad agravado, lesiones leves calificadas por ser cometidas en contra de un miembro de las fuerzas de seguridad, agravado por la intervención de un menor de edad”.

 

“A ella le pedí que firme el libro de imputados cada 15 días en la Fiscalía. Teniendo en cuenta que en la casa donde se allanó había una persona discapacitada y menores de edad que habían quedado provisoriamente a cargo de una mujer pariente”, confió el fiscal. A él, en cambio, pidió encarcelarlo por 30 días, pero la Defensora Oficial 2 Nadia Agúndez, que asistió a ambos, solicitó una prórroga de la detención de 8 días y hasta ayer continuaba en una celda de la seccional 2ª.

 

No obstante, es muy probable que quede libre porque la escala penal del delito por el que lo acusan es plausible de excarcelación.

 

 

Reincidente

 

El martes, Brian Fabián Olguín Ojeda admitió ante la jueza Eugenia Zabala Chacur haberse resistido a un control vehicular, insultado y luego golpeado con un palo de escoba a parte de los policías que lo llevaban a cabo en la esquina de 9 de Julio y Pringles de la localidad de Quines, el 6 de julio de este año.

 

El diciembre de 2020 ya había sido condenado por una causa de “Resistencia a la autoridad, violación de las medidas dispuestas por la pandemia y violación de domicilio”. Con ese agravante a cuestas, el acusado optó por pedir un juicio abreviado, admitir su culpabilidad y aceptar una pena de 45 días de prisión efectiva.

 

 

Lesiones graves

 

El domingo 11 cerca de las 6 de la madrugada, el cabo Gabriel Lucero, que presta servicio en la Comisaría de San Francisco, recibió una agresión desmedida de parte de tres hombres en la playa de estacionamiento del local bailable Pueblo Límite, sobre ruta 9, en el ingreso a la localidad.

 

El efectivo, que estaba de franco de servicio, sufrió múltiples golpes en el rostro, pérdida de piezas dentarias y una fractura en el maxilar inferior por la que tuvieron que operarlo en el Hospital Central "Ramón Carrillo", donde hasta ayer continuaba internado.

 

El comisario inspector Guillermo Gil, jefe de la seccional de San Francisco, informó que la causa es investigada bajo la carátula “Lesiones graves” con intervención del fiscal adjunto Héctor Jesús Andina. La Policía sigue la pista de los sospechosos por el auto rojo en el que se movilizaban.

 

 

“Vas a terminar muerto”

 

Antenoche, cerca de las 20, los cabos Matías Oros y Baudilo Olguín, miembros de la División de Respuesta Inmediata Motorizada (DRIM), les llamaron la atención a dos hombres que caminaban por el medio de uno de los carriles de la avenida Quinto Centenario, a la altura de la manzana P del barrio 1º de Mayo.

 

Insulto de por medio a su condición de Policía, uno de los sospechosos contestó “qué venís a decirme por dónde tengo que andar. Te voy a cagar a piñas y vas a terminar muerto acá en el barrio”, así que los efectivos dieron la vuelta para identificarlos.

 

Los recibieron a golpes, por lo que tuvieron que pedir refuerzos. Con el caso Gatica aún latente, la escena se pobló de móviles y motos policiales, y también de unos 20 vecinos, estimó la Policía, que arremetieron contra los agentes y lograron que uno de los sospechosos huyera.

 

Al otro lo detuvieron: se llama Brandon Carello, tiene 20 años, es vecino del 1º de Mayo y quedó detenido en la Comisaría 4ª. También demoraron a una chica de 17 años que golpeó a una mujer policía.

 

Oros y Olguín terminaron con varios hematomas y una moto del DRIM con daños.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...