32°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

32°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

EN VIVO

Advierten por la aparición de nuevas estafas informáticas

Afirman que en San Luis hay un volumen considerable de ciberdelito. Se trata de  modalidades con las que roban información de tarjetas de débito y cuentas bancarias.

Por redacción
| 06 de septiembre de 2020
Prevención. Hay que tener cautela a la hora de navegar por internet, y denunciar de inmediato cualquier ilícito.

Los delincuentes no se toman vacaciones en tiempos de pandemia. Tampoco infringen las restricciones de circulación, por el contrario, se quedan en casa y aprovechan la situación para idear nuevas modalidades de robo, especialmente valiéndose de internet. En tiempos de cuarentena “pescan” a los desprevenidos con solo un click. San Luis no es ajeno a ello. Advierten la aparición de nuevas estafas informáticas en los últimos dos meses.

 

“Es muy difícil decir si aumentaron o disminuyeron los casos. Lo que se puede inferir es que en la provincia la situación se mantiene igual, ya veníamos con un volumen considerable. No hay un parámetro exacto que arroje datos fehacientes y el principal motivo es que muchos delitos de este tipo no son denunciados. Lo cierto es que se puede hacer una comparación: así como bajó el porcentaje de accidentes de tránsito en tiempos de pandemia, se podría afirmar que aumentó el ciberdelito”, sostuvo el ingeniero en Telecomunicaciones David Fuentes, integrante del Departamento de Investigación de Delitos Complejos del Poder Judicial.

 

El especialista detalló que los casos más recientes se pueden diferenciar en robos de tipo físicos, es decir, que una o varias personas median presencialmente en el proceso delictivo, y los informáticos, donde el procedimiento es totalmente digital. Lo cierto es que ambos atentan contra el patrimonio financiero de las víctimas. 

 

 

 

Así como bajaron los accidentes de tránsito en pandemia, se podría inferir que aumentó el ciberdelito (David Fuentes)

 

Uno de los casos está vinculado a las tarjetas de débito. Según Fuentes, una persona advirtió en su resumen bancario que tenía pequeños gastos de entre 1 y 5 dólares, que en su conjunto conformaron alrededor de $15 mil. Se dio cuenta por una compra que fue rechazada por falta de fondos. La víctima no había perdido la tarjeta ni convivía con alguien que pudiera robar la información, pero en la investigación los especialistas advirtieron que podría tratarse de un descuido a la hora de una transacción: en alguno de los comercios que compró, le sacaron una foto a su tarjeta y con esos datos concretaron operaciones en aplicaciones de videojuegos, donde para mejorar un avatar (personaje) o adquirir monedas, acumularon pequeñas inversiones en la aplicación y conformaron un robo hormiga.

 

“La recomendación es que hay que ser custodios de nuestras tarjetas. Si estamos en un restaurante, un bar o una estación de servicio, hay que acompañar al plástico, no tenemos que perderlo de vista y debemos asegurarnos de que nadie pueda obtener información. Sucede que solo con los datos del derecho y el revés de una tarjeta se pueden hacer varias transacciones en internet”, puntualizó.

 

“Estos delitos son investigables, hay que oficiar con las compañías y requerir la titularidad de las líneas. Pero lo mejor es prevenir, ser guardaespaldas de nuestras tarjetas. También es muy importante aprender a usar home banking”, agregó.

 

 

 

David Fuentes recomienda a los usuarios de home banking que activen la función CDA, que consiste en un código que se envía por SMS al celular registrado, en el momento de aprobar una transacción.

 

 

El segundo tipo se refiere al caso de suplantación de identidad de una página conocida: la clonación de una plataforma. Los delincuentes posicionan estos sitios web en las búsquedas de Google y envían correos electrónicos como si fueran una entidad reconocida.

 

Generalmente la URL (dirección asignada a un recurso en internet: páginas, sitios, documentos, archivos, carpetas) de estas páginas contiene errores, que pueden ser muy sutiles o groseros. Con la simulación de una plataforma de home banking, por ejemplo, roban claves y generan usuarios en las agendas de CBU para hacer transacciones de lavado de dinero. Estos usuarios son “mulas”, es decir, están contratados por los ideólogos del robo, y generalmente operan desde países limítrofes: lavan el dinero con la compra de productos de alto costo.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo