17°SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

17°SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

Cada día es más difícil la actividad para los artistas independientes

En lo que va del año, algunos elencos no subieron a escena y los músicos trabajan menos y cobran lo mismo que en 2023.

Por Matías García Elorrio
| 05 de mayo de 2024

La actividad de las y los artistas independientes de San Luis nunca fue una tarea fácil de realizar, pero la crisis económica que se agudizó con la llegada de Javier Milei a la Presidencia provocó que menos público se acerque a estas manifestaciones. Salas de teatro que no se llenan o que ni siquiera pueden presentar obras, músicos que trabajan menos y cobran lo mismo, elencos de danzas que cada vez tienen menos lugares donde expresarse y solo se mantienen con el dictado de clases, además de productores que venden la mitad de las entradas comparando con el año pasado es el panorama actual.

 

Una las fuentes consultadas por El Diario de la República para conocer el escenario actual fue Mónica Moragas, integrante del elenco del grupo independiente Teatro Estudio Arte (TEA). “Lo primero que tengo para decir es que la actividad teatral está muy parada hoy en la ciudad capital. Antes, en nuestra sala, en febrero empezábamos a organizar la cartelera, porque ya teníamos fechas pedidas y programábamos nuestras obras”, definió.

 

Moragas indicó que “en abril ya teníamos fechas ubicadas hasta junio. Pero ahora no tenemos nada, ni para mayo. Lo cierto es que no hay muchos grupos que estén produciendo obras ni haciendo giras”. Y agregó: “La verdad es que desde el año pasado venimos con algunos problemas en nuestra sala y por eso mantuvimos un precio accesible para nuestras obras, pero nos ha costado que el público se acerque”.

 

Sobre algún tipo de ayuda estatal, dijo: “Nosotros solemos recibir algún subsidio de emergencia que ofrece el Instituto Nacional del Teatro. El último fue hace dos años y lo usamos para remodelar nuestro espacio. Pero la actividad artística y cultural nosotros la mantenemos de manera autogestionada”.

 

Otro artista que aceptó contar su realidad fue Javier Bautista, director del taller y elenco de danzas folclóricas Andanzas, quien aclaró que este año dejó de producir sus propios espectáculos para dedicarse a la escritura de libros sobre danzas autóctonas y a dar seminarios por el país.

 

Si bien las actividades en su centro cultural y biblioteca popular continúan, señaló que “este año comenzamos los cursos y talleres en abril porque tuvimos que hacerle arreglos a la estructura edilicia de la sala. Hoy brindamos talleres de danzas, canto, guitarra y bombo. Pero no todos comenzaron con la convocatoria que esperábamos”.

 

El coreógrafo y bailarín explicó que “hay en la gente una avidez por empezar estas actividades culturales para sacarse la angustia que sienten por la realidad que nos toca vivir. Estos espacios terminan funcionando como ámbitos de descarga emocional y de relajación. Vemos que la gente sale de sus trabajos y viene con muchas ganas de bailar”.

 

Sobre la cuota mensual que debió aplicar este año, explicó que “hubo que subirla bastante respecto del año pasado, aunque hoy no es excesivamente cara. Y no es un valor antojadizo, sino que lo evaluamos con gente de la actividad de otras ciudades. Y te puedo decir que hay realidades en otras provincias que son mucho más favorables para los artistas, que acá no las podemos replicar”.

 

El productor independiente de espectáculos Jorge Fernández opinó que “el consumo bajó exponencialmente. Hoy, la gente busca opciones gratuitas para disfrutar de algún show. Y en caso de tener que pagar un ticket, priorizan otro tipo de gastos. Hoy se venden entradas, pero no la cantidad que se vendía el año pasado. Diría que se vende un 50 por ciento menos que en 2023”. Y destacó que “estos cambios empezaron a partir de las elecciones PASO de agosto del año pasado. Ahí empezó la caída de ventas. Y para la segunda vuelta (noviembre 2023), ya se notaba ese 50 por ciento menos de venta de tickets”.

 

Sobre la misma actividad en 2023, referenció: “El año pasado, una función de teatro se agotaba y hoy se vende como máximo el 60 por ciento de las entradas. Un show de stand up tiene mayor consumo que un recital de música. Y eso que hay promociones y los precios no los aumentamos. Y esa baja de consumo también hizo que los precios se estancaran y en algunos casos, bajaran”.

 

Fernández contó que durante la pandemia “empezamos con esta opción de bajar costos, hacer más shows acústicos y buscarle la vuelta para que el cantante venga solo o lo acompañe una banda local”. Y sobre los costos, destacó: “Lo que más aumentó en este tiempo fue el transporte y eso encarece mucho los shows de artistas más convocantes. Por eso, los contratamos con la menor cantidad de gente posible”.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo