17°SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

17°SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

Mugica: 50 años de una ausencia que todavía resiste

Una vida atravesada por la religión y la política. Los sacerdotes en opción por los pobres celebraron la obra del Padre Carlos, quien decidió acompañar a sus hermanos oprimidos en una época en la que en toda América Latina se buscaba la liberación de los pueblos.

Por redacción
| 12 de mayo de 2024
Fuentes: diarios Clarín y La Nación. Secretaría de Cultura de la Nación

El cura que dio su vida por los pobres

Para continuar leyendo, ingresá a tu Suscripción
¿No tenes Suscripción? Elegí tu plan:

El cura que dio su vida por los pobres

 

 

Asesinado por la Triple A

 

Emboscada

 Pasadas las 8 de la noche del 11 de mayo de 1974, Mugica fue emboscado cuando se disponía a subir a su Renault 4 (azul) estacionado en la puerta de la iglesia de San Francisco Solano de la calle Zelada 4771, en el barrio porteño de Villa Luro.

 

Baleados 

El Padre Carlos estaba acompañado de su amigo, Ricardo Capelli, y ambos fueron atacados con armas de fuego por dos hombres. El crimen no fue investigado. Recién en 2006, se abrió un expediente y se convocó a los testigos presenciales del hecho.

 

Graves heridas 

Mugica recibió cinco balazos de frente disparados con una ametralladora, mientras que Capelli recibió otros cuatro impactos. Ambos fueron trasladados al Hospital “Juan Salaberry”, de Mataderos, donde fueron operados por el médico Marcelo Larcade.

 

Almirón 

Los testigos del hecho, en particular Capelli, identificaron como autor material a Eduardo Almirón, un policía miembro de la Triple A, quien había estado sentado en los bancos traseros de la iglesia mientras Mugica celebraba la misa.

 

Conocido 

Tanto Capelli como Mugica conocían al asesino porque trabajaba como guardaespaldas del ministro de Bienestar Social, José López Rega, donde también ellos habían trabajado.

 

Extraditado 

El 12 de julio de 2012, el juez Norberto Oyarbide sentenció: “Almirón fue el autor inmediato del homicidio de Carlos Mugica, en el marco del accionar delictivo de la Triple A”. Almirón fue extraditado desde España y murió en Argentina en 2009.

 

Recordado 

Mugica fue el segundo de los —al menos— diecinueve militantes de la Villa 31 que fueron asesinados o detenidos-desaparecidos. En el período 1976-1983, otros 21 sacerdotes fueron muertos o desaparecidos. 

 

El cura que dio su vida por los pobres

Para continuar leyendo, ingresá a tu Suscripción
¿No tenes Suscripción? Elegí tu plan:

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo