SAN LUIS - Domingo 26 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Domingo 26 de Mayo de 2024

EN VIVO

En primera persona: después de tres meses perdió trece kilos

Mauricio Barca, un puntano de 35 años, compartió su vivencia respecto del ayuno intermitente.

Por redacción
| 07 de abril de 2024
El método es efectivo con un cambio de hábitos total.

De la teoría a la praxis hay una distancia extensa. Y siempre, en los hechos se revelan datos incorruptibles. Por eso, los testimonios son fundamentales. Mauricio Barca, un joven puntano de 35 años, compartió con El Diario su vivencia respecto del ayuno intermitente. Tal como era de esperar, por todo el devenir de los hechos, su palabra se reflejó en la multiplicidad de gente que encontró en el método alimentario un cambio de vida.

 

“La historia es más o menos así. Me fui a vivir un tiempo a España. Mientras estuve allí, decidí probar el ayuno. Lo hice por aproximadamente 3 meses y en ese tiempo lo cumplí a rajatabla. Hice la modalidad 16/8, que es la más común: 8 horas en las que se puede comer, y 16 horas que no”, describió.

 

“Yo no soy un gran entendido del tema, pero por lo que en su momento aprendí, en esas 8 horas se hace la comida como se daría en lo cotidiano. Si se come sano y en porciones adecuadas, es decir, con una alimentación saludable, es lo ideal. Así, los beneficios se multiplican”, agregó.

 

En el tiempo que transcurrió desarrollando el ayuno, logró perder 13 kilos aproximadamente. De acuerdo a lo que recordó, lo aplicaba entre las 13 y las 21. En el transcurso del método, llevó una rutina totalmente normal. Por la mañana salía a correr; lo hacía tranquilo y no podía efectuar ejercicios de fuerza, porque ya en ese punto se notaba un desfasaje que se manifestaba con una baja de presión, por ejemplo. Los resultados satisfactorios en cuanto a su peso se notaron ampliamente. “Fue un cambio muy brusco”, aseguró.

 

Actualmente, Barca no aplica el ayuno estrictamente. Si bien trata de llevarlo a cabo en la medida de sus posibilidades, entraron en juego diferentes cuestiones de la vida misma como los asados con amigos o las juntadas, con lo cual muchas veces no puede cumplir el horario de 13 a 21.

 

“Hay un aspecto social, digamos, que a veces impide cumplirlo a rajatabla. Pero con disciplina se puede hacer”, concluyó en sintonía con la concepción de que para poder iniciarse en el mundo del ayuno intermitente es clave el cambio de hábitos.

 

La visión de un experto en longevidad

 

Valter Longo, el biólogo italiano reconocido mundialmente como el mayor experto en longevidad, reveló en una reciente entrevista periodística diferentes pautas para aplicar y generar una vida saludable.

 

De acuerdo a lo que especificó, ejecutar una alimentación ideal no solo radica en la cantidad de calorías ingeridas y la composición de los macronutrientes, sino que el lapso durante el cual se realizan las ingestas diarias tiene una incidencia fundamental.

 

Según el especialista, limitar el período de consumo de alimentos diarios, conocido como alimentación restringida en tiempo, se vincula con beneficios para la salud y la prolongación de la vida. Y de forma similar, el ayuno intermitente resulta en una protección contra diversas enfermedades y justamente contribuye al alargamiento de la vida. Entre las pautas para vivir más y mejor, destaca el ayuno de 12 horas, sumado a una dieta relativamente alta en veganismo y pescado. Si a eso se lo complementa con ejercicio físico adecuado, el combo es determinantemente efectivo.  

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo