15°SAN LUIS - Miércoles 17 de Abril de 2024

15°SAN LUIS - Miércoles 17 de Abril de 2024

EN VIVO

Montenegro: "Funes era un nene en un cuerpo de adulto; tremenda persona"

El lateral izquierdo fue compañero del “Búfalo” en el River campeón de la Libertadores del 86. Es recordado por marcarle un gol clave a Boca en el 85.

Por redacción
| 25 de febrero de 2024
Montenegro y Funes coincidieron en una época que quedó en la historia de River. Foto: internet.

La vida de Alejandro Montenegro no fue fácil y le costó convivir con las dificultades del retiro. “No lo pude manejar”, aseguró en una nota para Infobae. El lateral izquierdo fue campeón del mundo con River en 1986 y es recordado por marcarle un gol clave a Boca. El defensor recordó a Juan Gilberto Funes, “El Búfalo”, de quien tiene las mejores memorias.

 

“Juan era un nene en un cuerpo de adulto; tremenda persona. Un tipo bárbaro, muy pero muy humilde, muy humilde; muy humilde. Son pocos los jugadores que he visto con la humildad que tenía Juan. Fue una lástima que se nos haya ido tan temprano, pero tengo los mejores recuerdos porque siempre fue un tipo excepcional con el grupo, con los más chicos y los más grandes. Se adoptó rapidísimo a nuestro fútbol. Nosotros en el grupo de WhatsApp de River del 86 tenemos a Juan Pablo, su hijo, que cuando era chiquito estaba en los vestuarios y ahora lo tenemos grande con nosotros. La verdad que fue una pérdida muy grande para todos nosotros”, sostuvo Montenegro.

 

Durante la nota, también contó qué pasó en la previa a la final de la Copa Libertadores 86 con Funes, que se lesionó tras volver a Colombia.

 

“Juan se desgarra uno de los isquiotibiales en Cali. Él no quería perderse la final en el Monumental. Cuando llegamos a Buenos Aires, su pierna eran dos mías, tenía una musculatura tremenda. Estaba prácticamente descartado para la final. Pero con el Tolo Gallego lo convencimos y fuimos a un médico acupunturista por Olivos. El doctor se llamaba Rubén Pratta, que no sé si seguirá vivo. En aquella época se usaba mucho la acupuntura en las orejas y le tocaba el nervio. El Búfalo tenía la pierna llena de sangre y era imposible que pudiera jugar. Pero ese método le anestesió el dolor, pudo jugar la final y terminó haciendo el gol del triunfo”, relató el lateral.

 

El 27 de octubre de 1985 se enfrentaron River Plate y Boca Juniors en el Monumental, en un partido histórico y vibrante que se definió por la mínima diferencia. Ganó el local por 1 a 0, con un zapatazo desde el sector izquierdo de Alejandro Montenegro, que se clavó en el ángulo de Hugo Gatti.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo