15°SAN LUIS - Miércoles 17 de Abril de 2024

15°SAN LUIS - Miércoles 17 de Abril de 2024

EN VIVO

Detrás de cada filme hay, a veces, un gran libro

Las nominaciones a los premios Oscar traen a la memoria los textos que le dieron vida a los personajes de la pantalla grande.

Por redacción
| 19 de febrero de 2024

Por: Claudia Lorenzón

 

Una tragedia colectiva que recupera la historia de los sobrevivientes de los Andes, una comedia futurista que reivindica las posibilidades de goce de una mujer en plena Inglaterra victoriana y una investigación sobre el asesinato masivo de indígenas en Estados Unidos para apropiarse de sus tierras, componen las tramas de los libros que inspiraron las películas que fueron nominadas hace unos días a los premios Oscar 2024, al igual que la biografía que rescata la figura de Robert Oppenhaimer, ideólogo de la bomba atómica.

 

La multipremiada "Pobres criaturas" es una adaptación de la novela de Alasdair Gray), el narrador que influyó a escritores como Irvine Welsh, autor de "Trainspotting", y Anthony Burgess, de “La naranja mecánica”, quien consideró a Gray como el novelista escocés más importante desde Sir Walter Scott. En la novela, Gray presenta varios relatos contrapuestos de la vida de Bella Baxter. En una versión, se afirma que el Dr. Godwin Baxter intercambió el cerebro de una mujer ahogada con el de su feto recién nacido, creando una adulta infantil sin sentido del decoro moral, que se embarca en un desinhibido viaje de descubrimiento.

 

En la película, dirigida por el realizador griego Yorgos Lanthimos, Emma Stone interpreta a Bella, una mujer díscola y caracterizada por su deseo en

 

exceso, ya que no tiene filtros ni vergüenza porque su mente funciona como la de un bebé. Es una maravillosa científica femenina que escapa de su esposo abusivo a través de un incidente de ahogamiento. Willem Dafoe interpreta al excéntrico y talentoso científico Godwin, quien usa a su hijo no nacido en el vientre de Bella para reemplazar su propio cerebro y así resucitarla.

 

Lanthimos, que vive desde hace muchos años en Londres, llegó a conocer personalmente a Gray para adaptar la novela en 2011. "Fue increíble porque es muy cinematográfica", dijo el director en una entrevista con The Guardian. "Es complicado, pero se ve claramente que aquí hay una película. Así que en cuanto me enteré de que no se había hecho me fui a Escocia a conocerlo, y cuando llegué, estaba allí en la puerta, poniéndose la chaqueta. Me dijo: "¡Sígueme!" y empezó a enseñarme Glasgow, ¡muy rápido! Porque la novela transcurre en Glasgow, y ese era su mundo. Luego volvimos a su casa y me dijo: 'Creo que eres un joven con talento y me encantaría que quisieras hacer mi película'. Volví al tren y regresé a Londres. Nunca volvimos a hablar del tema".

 

La impronta de ciencia ficción y futurismo que rodea a "Pobres criaturas" —publicada en 1992 por el sello Anagrama— puede encontrarse en toda la narrativa de Gray: su famosa y primera novela "Lanark", que está ambientada en parte en el Glasgow de los años 1940 y 1950 y en un mundo de pesadilla donde las reglas normales de la realidad parecen, como casi todo lo demás, haberse roto. "Janine" (1984), su segunda novela, aborda la vida de un alcohólico, profesional de seguridad, que yace en la cama de su hotel construyendo elaboradas fantasías sexuales en un intento de bloquear recuerdos dolorosos de su propia vida.

 

 

Un Prometeo

 

Transformado en un drama histórico, "Oppenheimer" —nominada a 13 Oscars— se inspiró en la biografía "Prometeo americano" (American Prometheus) de 2005, escrita por Kai Bird y Martin J. Sherwin durante veinticinco años, sobre el físico teórico y director del laboratorio de Los Álamos del Proyecto Manhattan, J. Robert Oppenheimer. El libro, que ganó numerosos premios, incluido el premio Pulitzer de Biografía de 2006, profundiza en varios aspectos de la vida del físico dentro y fuera del Proyecto Manhattan, su vida temprana, ambiciones, ideas, relaciones con otros físicos, audiencias de seguridad e impacto de la bomba.

 

En la película se lo muestra como un joven de una rica familia judía propenso a la depresión, con afinidad por las ideas de izquierda y el comunismo, partido al que jamás se afilió, aunque su hermano y su cuñada sí lo hicieron. Esa simpatía por el comunismo le traerá dolores de cabeza, a pesar de haber sido considerado un héroe estadounidense y, en buena parte, él mismo haya logrado el final de la Segunda Guerra Mundial con su invención de la bomba atómica.

 

 

Once nominaciones

 

El libro "Los asesinos de la luna: petróleo, dinero, homicidio y la creación del FBI" del escritor y periodista neoyorkino David Grann, quien aborda la investigación de una ola de asesinatos de indios osage ocurridos a principios de la década de 1920, inspiró al icónico Martin Scorsese a filmar "Los asesinos de la luna", que alcanzó 11 nominaciones.

 

Considerado uno de los crímenes más siniestros de la historia de Estados Unidos, Grann determinó en su investigación que el número de víctimas fue muy superior a la cifra oficial de veinticuatro dada en la época y que se extendió durante un período mucho más largo al considerado entonces —de 1921 a 1925—. La inmensa mayoría de los asesinatos no han sido resueltos.

 

El libro fue finalista del Premio Nacional del Libro 2017​ y llegó a ser número 1 en The New York Times Best Seller list. Scorsese construye una trama que se ancla en el dilema moral que encierran los asesinatos y para ello elige a Robert De Niro, como Hale, un hombre rico que se jacta de llevarse bien con la comunidad Osage, y encarna un plan siniestro. Para lograrlo elige a su sobrino Ernest —Leonardo DiCaprio— quien luego de haber sido cocinero en la Primera Guerra Mundial, llega a Oklahoma, y lo incita a que se case con Mollie (Lily Gladstone), una de las nativas.

 

 

 Redacción / NTV

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo