16°SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

16°SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

EN VIVO

Lo juzgan por intentar matar a su ex a puñaladas

Elías Maximiliano Zevalles enfrenta un pedido de condena a 12 años de cárcel. El hecho sucedió en La Toma.

Por redacción
| 31 de marzo de 2023
Acusado. Zevalles, ayer, frente a los jueces de la Cámara Penal 1 de San Luis. Foto: Héctor Portela.

Este jueves, en la Cámara del Crimen 1, comenzaron a juzgar a Elías Maximiliano Zevalles, quien llegó a debate acusado de “Homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género en grado de tentativa (en perjuicio de J.P.M., su expareja), y lesiones leves (en perjuicio de R.V., la hija de su expareja); dos hechos en concurso real”. El hombre, quien tiene 34 años, enfrenta un pedido de pena a 12 años de cárcel, formulado por la fiscal de Instrucción María Eugenia Zabala Chacur.

 

En la audiencia de ayer declararon las víctimas y la médica Marcela Gómez, miembro del Cuerpo Profesional Forense, quien examinó y detalló las lesiones que sufrieron las damnificadas.

 

El hecho investigado sucedió el martes 1° de junio de 2021 en la casa de las mujeres, ubicada en Hipólito Yrigoyen al 500, en La Toma. J.P.M. expuso que ese día, a las 14, salió de trabajar y fue a hacer unas compras cuando se cruzó al agresor.

 

Él la saludó, le dijo que hacía tres días que no comía y le preguntó si podía ir a almorzar a su casa con los hijos de ella. Explicó que le dio lástima y que por eso le permitió ir. Caminaron hasta el domicilio y durante todo el camino él no emitió palabra. Al llegar, ella cocinó y luego almorzaron. Recordó que al terminar, Zevalles le preguntó si podían retomar la relación, pero la mujer le contestó que no porque para ella todo había terminado; el hombre continuó insistiendo y ella se levantó de la mesa, según dijo.

 

“Ahí él agarró un cuchillo serrucho. Primero, me dio un golpe y me tiró contra la pared. Luego, me tiró a cortar la cara y el cuello y yo me cubrí el rostro con las manos cuando sentí que me lesionó los dedos, a esto lo hizo muchas veces. Después me caí al piso y él se subió arriba mío y me lastimó con el cuchillo debajo de la boca. Todo fue muy rápido”, relató en su denuncia. Dijo que fue R.V., su hija de 17 años, quien la defendió de Zevalles.

 

Indicó que la adolescente logró sacárselo de encima. Cuando intentaba escapar de la casa, él quiso retenerla agarrándola de la ropa, pero pudo zafar. Mientras huía vio que el agresor tomó un cuchillo tipo carnicero de la cocina. Nuevamente la adolescente lo frenó para que no la alcanzara. Corrió hasta la casa de al lado, donde vive su hermana, para pedir auxilio, pero nadie atendió, por lo que continuó caminando hasta que el personal de salud que viajaba en una ambulancia que iba camino al hospital (que está ubicado a pocas cuadras), la vio y la auxilió. Estaba ensangrentada. La examinaron allí y luego la trasladaron al centro médico. La adolescente también fue atendida en el hospital, ambas estaban heridas.

 

La denunciante expresó que conocía a Zevalles desde hacía cuatro años, y que habían tenido problemas por los que lo había denunciado.

 

Por último, la víctima contó que constantemente recibía en su celular mensajes amenazantes por parte del imputado. “Cuando llegués a las casas ya vas a ver (sic)”; “si yo no soy feliz vos tampoco” y “si vos no volvés conmigo no sos para nadie”, versaban algunos de ellos.

 

Zevalles fue arrestado al día siguiente en su casa ubicada en la manzana 57 del barrio Victoria, en Naschel. Fue durante un allanamiento en el que la Policía secuestró un arma blanca y vestimentas que guardarían relación con el hecho investigado.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo