12°SAN LUIS - Domingo 04 de Junio de 2023

12°SAN LUIS - Domingo 04 de Junio de 2023

EN VIVO

A dos años del homicidio de Ochoa, exigen que hallen a los responsables

La familia de Alejandro Ochoa reclama celeridad en la causa. El hecho sucedió en Cortaderas y aún no hay detenidos.

Por redacción
| 27 de marzo de 2023
Hallazgo en El Adobe. El cuerpo fue encontrado el 2 de abril de 2021 en una obra en construcción, en Cortaderas. Foto: Archivo.

El 27 de marzo de 2021, el productor rural Alejandro Ochoa fue secuestrado en su casa, ubicada en la calle La Pituca del loteo Suelos Puntanos, en Cortaderas, y fue desaparecido por seis días. Su cuerpo fue hallado el 2 de abril en una obra en construcción ubicada en el paraje El Adobe, a la altura del kilómetro 17 de la ruta 1, también en Cortaderas. Hoy, dos años después, su hermana Ivanna Ochoa y demás familiares aún exigen justicia, que el hecho sea esclarecido y que se halle a los responsables de tan aberrante crimen.

 

Para Ivanna, lo que le sucedió a su hermano, a quien apodaban “Bebo”, no tiene explicación. “No tengo ni idea de quién pudo haber matado a mi hermano, no sé qué pasó con él. No tengo certezas de nada”, dijo angustiada a El Diario.

 

Ella es quien, junto a sus otros hermanos, desde el momento cero comenzó a buscar a Alejandro luego de que se enterara de lo ocurrido. La única información con la que cuenta desde aquel momento es la que le aportó un amigo de “Bebo”. Ese muchacho es un testigo clave. Le contó que dos hombres encapuchados y armados golpearon, redujeron y se llevaron a Alejandro en dos vehículos. Él había estado desde el día anterior en la casa del productor rural junto a su hijo y a otro amigo. Le relató a Ivanna que cerca de las 15:30 fue hacia el pueblo a hacer unas compras y que cuando regresó, cerca de las 19:30, vio a los dos sospechosos en una casa abandonada lindera a la de Ochoa.

 

Dijo que al verlos, corrió a avisarle a Alejandro Ochoa sobre la presencia de esos hombres y que cuando corrieron hacia donde estos estaban, Ochoa fue reducido y se lo llevaron; refirió que él logró escapar de los sujetos al esconderse entre las malezas.

 

Ivanna comentó que ha sido y sigue siendo difícil vivir con la incertidumbre de saber realmente qué sucedió con su hermano. “Mis padres están bien; ellos no hablan mucho, son muy cerrados y se guardan todo. Yo he seguido en la lucha, pidiéndoles a los abogados Iván Coria y Leonardo González Fassi ayuda para exigir justicia”, expresó.

 

Al mismo tiempo, acusó que durante el año pasado la causa estuvo “totalmente paralizada”. “Antes de la feria judicial logré hablar con el fiscal Carlos Leloutre (a cargo de la pesquisa) y ahí, él dictó un par de medidas, como llamar a testigos a declarar”, agregó.

 

En cuanto a la vivienda de su hermano, dijo que quedó abandonada. “No volví más a ese lugar, solo fui unas dos veces junto con policías del Departamento de Investigaciones, pero después no regresé nunca más”.

 

Por último, dijo que el hacer marchas para exigir justicia no le parece una buena medida, dado que no recibe acompañamiento por parte de algunos vecinos que, tras el homicidio de su hermano, “quedaron con mucho miedo”.

 

“Para no dejar pasar el día como uno más, haremos una misa (hoy lunes) a las 18 en la capilla de Cortaderas, donde pediremos por su alma, por justicia y para que descanse en paz. El padre Rogelio Nicolás Safigueroa me dijo que él también realizará una misa en el santuario Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa, en Rincón del Este, Merlo. Otra cosa no puedo hacer, no he encontrado qué hacer”, detalló Ivanna y cerró con que, a su entender, “la Justicia hizo las cosas muy mal”.

 

“Causa paralizada”

 

Consultado por El Diario, Iván Coria, abogado de la familia Ochoa, aseguró que durante el año pasado la causa por el homicidio de Alejandro “estuvo paralizada y sin movimientos en Tribunales”.

 

Resaltó que se le corrió vista al fiscal Carlos Leloutre y que este tardó aproximadamente cinco meses para responder. Comentó que durante las últimas semanas les tomaron testimonio a cinco testigos y si bien el letrado prefirió no dar detalles sobre sus identidades y declaraciones, refirió que algunos de ellos pertenecen al círculo íntimo de Ochoa.

 

Aseguró que esos testimonios fueron solicitados por él junto con su colega González Fassi y que la finalidad es la de “aportar claridad, buscar un horizonte en la causa y determinar algunas responsabilidades en el hecho”.

 

“Obviamente que es la urgencia tanto de la familia como nuestra que haya justicia y se llegue a la verdad en cuanto a la investigación. A la querella nos compete solicitar cuanta medida creemos que es importante para la investigación”, resaltó.

 

“Los testigos que declararon no son los últimos: a partir de ellos vamos a seguir solicitando más. Es una investigación bastante compleja y tenemos algunas estrategias y muchas sospechas. Debemos tomar ciertos recaudos. Queremos que la investigación se mantenga y que haya justicia”, cerró Coria.

 

Según trascendió, el fiscal Carlos Leloutre se jubiló y aún no ha sido designado un nuevo fiscal para que quede a cargo de la investigación. El Diario intentó comunicarse con Leloutre para confirmar la información, pero no hubo respuesta.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...