31°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

31°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

EN VIVO

Cayó el líder de una banda que asaltó en un campo

Por el robo ya hay un imputado que este sábado recuperó la libertad, tras cumplir seis meses de prisión preventiva.

Por redacción
| 09 de diciembre de 2023
Audiencia. Emanuel Casura (derecha) escucha al juez Alfredo Cuello. Foto: Poder Judicial.

Emanuel Casura sabía que era buscado por la Policía. A lo largo del año, los efectivos de la Unidad Regional II habían logrado detener a sus tres presuntos cómplices, es decir, a parte de la banda que hace casi un año asaltó una quinta cerca de Liborio Luna. Casura se presentó en una fiscalía de Villa Mercedes, para ponerse a disposición de la Justicia sin saber que sobre él también pesaba una orden de captura y automáticamente quedó detenido. Está imputado por el atraco efectuado por delincuentes que actuaron con una pistola y hasta con un chaleco policial.

 

Al tiempo que el hombre era informado sobre los cargos en su contra, "Robo doblemente calificado por el uso de arma de fuego cuya aptitud para el disparo ha sido acreditada, en despoblado y en banda" y "Privación ilegal de la libertad agravada", el primer detenido que tuvo la causa fue liberado.

 

Ese otro acusado, de quien no trascendieron datos, recuperó la libertad porque ya cumplió los seis meses de prisión preventiva que le había impuesto la Justicia.

 

De hecho, la semana pasada, en una nueva audiencia, los fiscales Maximiliano Bazla y Marcelo Saldaño habían solicitado que el imputado continuara otros tres meses en la cárcel, hasta la realización del juicio. Pero Cuello no hizo lugar a ese planteo, porque consideró que no existe peligro de que el acusado entorpezca la investigación o se dé a la fuga si queda libre antes del debate oral.

 

 

El líder

 

Según las pruebas recolectadas por los fiscales, Casura no cumplió cualquier rol: fue la cabeza de la banda.

 

El asalto ocurrió el 13 de diciembre, alrededor de las 3:40, en una quinta situada en la exruta 7, y lo sufrieron Matías Pereyra Albariño, Santiago Blanco y Nicolás Hilgert. De acuerdo a la reconstrucción que hizo la fiscalía, los delincuentes entraron, redujeron a las víctimas, las maniataron con precintos y les taparon los rostros con sus propias prendas.

 

Les robaron tres celulares, dos computadoras, equipos de iluminación, un amplificador, zapatillas y una mochila.

 

Apenas unas horas después, el personal de la Comisaría 29ª logró no solo recuperar casi todas las pertenencias sustraídas a las víctimas, sino que también encontró los elementos de los que se valieron los delincuentes para cometer el asalto.

 

Lo consiguieron gracias a que uno de los celulares robados tenía una cuenta de Google abierta. El sistema de localización de esa cuenta se ubicó en un domicilio en particular y hacia allá se dirigieron los policías.

 

A fines de mayo, cuando el primero de los imputados fue detenido y tuvo la oportunidad de defenderse, le dijo al juez que la noche del 12 de diciembre estaba en el trabajo. Aseguró que a la mañana siguiente, cuando estaba en la casa de su abuela, un amigo le pidió que le guardara un televisor y dos teléfonos celulares.

 

Sus argumentos no sirvieron y el juez de Garantías le dictó la prisión preventiva.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo