20°SAN LUIS - Viernes 23 de Febrero de 2024

20°SAN LUIS - Viernes 23 de Febrero de 2024

EN VIVO

Armar una canasta navideña puede costar de $3 mil a $16 mil

Un pan dulce se consigue entre $1.000 y $9.000. Los turrones y garrapiñadas son los artículos más baratos.

Por redacción
| 04 de diciembre de 2023
Ya listas. Una cadena local y una distribuidora local ofrecían cajas armadas en precios que iban de los $3.890 a los $12.900 y hasta 15 productos. Foto: Héctor Portela.

Armar una caja navideña en estas fiestas dependerá de qué tan abultados sean los bolsillos de los sanluiseños. El Diario de la República recorrió comercios de la capital para observar los precios de los cinco productos principales que se venden y calculó que armar una caja puede costar de $3 mil a $16 mil.

 

La diferencia dependerá de las marcas y el lugar donde se consigan. El Diario tomó nota de una cadena nacional de supermercados, otra local y una distribuidora. Cada uno de los comercios ofrecía sus fortalezas. La cadena nacional tenía productos económicos de segundas marcas; la local, por su parte, daba la mayor variedad de productos, y la distribuidora aportaba los precios más económicos en relación a la calidad de los bienes ofrecidos.

 

Los artículos seleccionados para el relevamiento fueron pan dulce, budín, sidra, garrapiñada y turrón. Los primeros tres son los que tenían diferencias de precios más ostensibles. Uno podía conseguir un pan dulce marca "Pamela" a $1.020 en la distribuidora, pero también adquirir un "Steinhauser" con empaque de cartón a $8.997 en el supermercado con presencia local.

 

En cuanto a los budines, arrancan desde los $400 como es el caso de “Dulce Mamá”, en la cadena nacional, mientras que en la cadena local podía conseguirse un "Águila" de chocolate a $1.508,90.

 

En lo que refiere a la sidra, la más económica identificada fue "La Farruca" de envase plástico a $841,90, mientras que las más populares como "Rama Caída" y "Real" alcanzaban los $1.525 y los $1.938 respectivamente. La más cara del sondeo fue una "Saccani Dulce" a $3.849.

 

Las garrapiñadas y turrones son los que menos variedad de precio tienen: en el primer producto se pueden conseguir desde los $161 a los $504, mientras que en el segundo va de $562 a $1.240.

 

El Diario combinó los precios más económicos de cada negocio y estableció cuatro gastos totales: el más barato, dos rangos de intermedio y el más caro. Así, un vecino que quiera los cinco productos más económicos gastará $2.984,90, mientras que los que opten por los valores intermedios gastarán entre $5.594,8 y $9.922. Quienes quieran lo premium, deberán desembolsar $16.098,90.

 

La cadena local, a su vez, ofrecía cajas ya armadas en tres precios: standard $3.890 (5 productos), superior $6.950 (10 productos) y premium $12.900 (16 productos). La distribuidora ofrecía dos opciones de $6.000 (10 productos) y $10.000 (14 productos).

 

Los encargados de ambos negocios advirtieron por un lado que la diferencia de montos respecto a las Fiestas del año pasado superó el 100 por ciento. Por el otro, señalaron que podría haber un aumento más por parte de los proveedores.

 

“Ha subido más del 100% de la canasta respecto al año pasado y estamos esperando, con el cambio de gobierno y en función de la lista de proveedores, una modificación de precios”, apuntó Cristian Sosa, encargado de una de las sucursales del supermercado de presencia local. El empleado también describió una relación con los proveedores compleja, ya que apuntó a una cuotificación de la llegada de productos, en rubros como las gaseosas y golosinas.

 

“Los mismos proveedores nos avisaron de la actualización de precios, no sé si será excusa el cambio de gobierno. Ya está establecido, los productos que empiezan a ingresar esta semana vienen con montos nuevos”, aportó Javier Alcorta, empleado de la distribuidora consultada.

 

“Son productos temporales, siempre de un año a otro se siente la diferencia, y a eso hay que sumarle la inflación. Lo más interesante es que no ha habido faltante de mercadería, hemos tenido bastante variedad, marcas de primera y eso no nos está afectando, hemos comprado lo básico, lo que consume el puntano: la sidra, el pan dulce, turrones y garrapiñadas”, detalló.

 

“Este año ha sido de experiencia, el público busca precios, pero también calidad y tiempo, y eso tratamos de ofrecerle”, concluyó.

 

Los almaceneros consultados aún no han decidido comprar productos. “Si no están caros en el mayorista vamos a comprar algunos. Si están muy caros y vemos que no los podemos vender, posiblemente no compremos, para no clavarnos”, apuntó José, empleado de un almacén en la zona del ex Policlínico. “Casi todos los años compramos pan dulce, turrones y maní con chocolate de marcas y precios intermedios, porque se venden un poco más fácil”, agregó.

 

En un almacén de la zona céntrica solo habían adquirido pan dulce y budines a precios que iban de $900 a $4.000 pesos. Allí indicaron que los valores de estos panificados superaron el 100 por ciento respecto a la Navidad pasada. Por otro lado, aún no compraban otros productos de la canasta, ya que los proveedores todavía no les pasaban la lista de precios, a pesar de la cercanía con las fiestas.

 

Redacción/ALG

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo