31°SAN LUIS - Sabado 26 de Noviembre de 2022

31°SAN LUIS - Sabado 26 de Noviembre de 2022

EN VIVO

Piden 9 años de prisión por ultrajar en reiteradas ocasiones a una niña

Un hombre está acusado de haber abusado de la hija de su expareja. La defensa de la víctima pidió una pena más extensa, de 14 años.

Por redacción
| 28 de septiembre de 2022
Alegatos. En el medio y a la izquierda, el fiscal pidiendo la condena. Foto: Poder Judicial.

En una semana exacta, L.L.M. quien está acusado de haber abusado de la hija de su expareja sabrá si volverá a ser un hombre libre o si, por el contrario, le restan varios años más en la Penitenciaría. Este martes, durante los alegatos del juicio en su contra, el fiscal de Cámara Ernesto Lutens solicitó que sea condenado a nueve años de prisión, mientras que el abogado de la familia de la víctima, Bautista Rivadera, fue aún más severo y pidió una pena de 14 años. A su turno, y en contraposición, el defensor Gonzalo Estrada requirió que su cliente sea absuelto por el beneficio de la duda.

 

Pese a los diversos pedidos, lo cierto es que la solicitud que en verdad tiene peso, entre las tantas que son expuestas en los alegatos, es la del fiscal. El veredicto, con sus respectivos fundamentos, se dará a conocer el próximo miércoles, a partir de las 9:30, confirmó el juez Sebastián Cadelago Filippi, el presidente de la Cámara Penal 1 de Villa Mercedes.

 

El encargado de abrir la audiencia de alegatos fue Rivadera. El letrado remarcó que la responsabilidad del acusado está acreditada. Explicó que el relato de la criatura y los testimonios de sus padres y otros testigos coincidieron con lo que la víctima contó en Cámara Gesell. Esas pruebas dieron cuenta no solo de que no se trató de un hecho de abuso, sino que fueron varios y en reiteradas oportunidades.

 

La defensora de Niñez, Adolescencia e Incapaces, María Victoria Cortázar Furnari, también hizo hincapié en la cronicidad de los ultrajes. Expresó que se trató de un "Abuso sexual gravemente ultrajante" por ser el acusado el guardador y quien vulneró la integridad y libertad sexual de la víctima.

 

El fiscal coincidió con todo lo expuesto por Cortázar Furnari y Rivadera. Indicó que no fue un hecho aislado, sino que fueron reiterados, que la conducta desplegada por L.L.M. es un delito continuado y que debe ser considerada como un dolo.

 

Estrada, por su lado, manifestó que la acusación tiene un gran grado de indeterminación y que la Cámara Gesell, si bien es relevante, no puede probar la calificación del delito.

 

Redacción/ALG

 

Comentá vos tambien...