29°SAN LUIS - Viernes 27 de Enero de 2023

29°SAN LUIS - Viernes 27 de Enero de 2023

EN VIVO

La vigencia de un experto y la voracidad de un joven

Louis Van Gaal llega con la espina de Brasil 2014 y un invicto (sacando los penales) de 10 partidos mundialistas. En tanto que Lionel Scaloni tiene a Messi y a un equipo que viene de menos a más.

Por Alejandro Magdaleno
| 08 de diciembre de 2022
Lionel Scaloni. Con solo 44 años, afronta su primer Mundial como DT. Foto: NA

El partido que jugará La Scaloneta este viernes ante Países Bajos (a las 22 de aquí y 16 de San Luis) representa la prueba más trascendente del entrenador argentino y de este grupo de futbolistas.

 

La afirmación se desprende de una situación lógica: salvo Messi, Otamendi y Di María, el resto juega su primer Mundial. Lo mismo el cuerpo técnico, con la salvedad del DT, que fue ayudante de campo de Sampaoli en la Copa de Rusia.

 

Pero también desde el plano táctico y estratégico será un juego que, en la previa, se advierte como apasionante entre el entrenador más experimentado (Van Gaal tiene 71 años) y el más novato (Scaloni cumplió 44).

 

A Países Bajos lo vimos en cancha, desde la posición de El Diario de la República, ante Senegal en el triunfo 2-0 con goles en el cierre del juego. Intentó crecer desde la posesión de la pelota y fue prolijo y paciente. Senegal lo puso en apuros varias veces y Noppert salvó dos veces la valla europea. Depay saltó al campo recién en el segundo tiempo y los goles neerlandeses llegaron a 6' del cierre y en el último instante del descuento.

 

Luego vino Ecuador, partido que también observamos, y el 1-1 con clara superioridad sudamericana. El planteo de Gustavo Alfaro llevó al elogio de Louis Van Gaal, quien admitió que Ecuador debió ganar.

 

 Louis Van Gaal. Tiene 71 años y una vasta experiencia como entrenador. Foto: NA

 

 

Alfaro le hizo pagar peaje al primer pase de De Jong tomando a los extremos. Así le cortó las alas. Y los naranjas no tomaron vuelo en todo el partido. Lo que le faltó a Ecuador fue contundencia.

 

En el cierre de grupo superó a Qatar 2-0 por la simpleza de la jerarquía individual y la fortaleza defensiva.

 

Ya frente a Estados Unidos, en octavos, Van Gaal no se puso en ninguna situación vergonzosa y mandó a Klaasen a hacerle marcación personal a Adams. Y anulando al futbolista del Leeds desarticuló la producción norteamericana. Se impuso 3-1 con matices para el elogio recién en el epílogo.

 

Argentina también transitó por diferentes momentos y viene de menos a más. Con Ángel Di María en cancha —su presencia está cada hora más segura— el once inicial sería similar al que comenzó ante Polonia, esperando la evolución de De Paul. De todos modos hoy habrá conferencia de prensa del entrenador argentino y luego la última práctica formal, tras la que decidirá los nombres.

 

El esquema inicial parece no sufrir alteraciones: 4-4-2 que puede pasar a 5-3-2 cuando el juego lo requiera (como lo hizo en el trámite de la segunda parte con México y también ante Australia).

 

Van Gaal declaró que más allá de lo extraordinario que es

 

Messi, el "10" argentino no participa cuando el equipo no tiene la pelota, y hacia esa situación de juego va enfocado el análisis previo del experto DT, que aún tiene la sangre en el ojo por la eliminación en semifinales de Brasil 2014, por penales.

 

Si tomamos ese antecedente y que a Rusia 2018 Países Bajos no clasificó, Van Gaal lleva 10 partidos sin derrotas al frente de la selección neerlandesa (6 de Brasil —eliminado a penales— y los 4 de Qatar).

 

Será un juego apasionante y dramático. Así se espera. Las estadísticas marcan que ya quedó eliminado de este Mundial el equipo de mayor posesión de pelota: España.

 

Argentina claramente necesita del vital elemento para progresar y que Messi esté siempre arropado.

 

A Países Bajos no le molesta que la pelota la tenga más tiempo el adversario y suele contentarse con lastimar, primero ocupando los espacios y después atacando esos lugares vacíos.

 

Messi marca el camino del partido que viene. También parece una obviedad: es el mejor del mundo. Pero es la diferencia entre Argentina y el resto. Ya pasó ante México y también ante Australia. Él abre las puertas. Messi es el amo y señor del juego. Y en él, y en el orden y equilibrio de conjunto, está la historia para desestabilizar a Países Bajos.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...