25°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

25°SAN LUIS - Lunes 06 de Febrero de 2023

EN VIVO

Caso Mónica Ramos: solicitaron la nulidad del fallo contra Núñez

El defensor del acusado, Esteban Sala, presentó un recurso de casación en el que expuso que hubo pruebas que se omitieron durante el debate oral.

Por redacción
| 11 de noviembre de 2022
Federico Núñez fue condenado a prisión perpetua y ahora su defensor pide anular el fallo condenatorio. Foto: El Diario.

La causa Mónica Ramos tuvo un nuevo e impactante revés. El jueves, es decir un día antes de cumplirse un mes de que el Colegio de Jueces condenara a Federico Héctor Núñez por “Homicidio doblemente calificado por ser con ensañamiento y criminis causa y robo calificado por mediar escalamiento, en concurso real”, el defensor oficial, Esteban Sala, presentó un recurso de casación a través del cual solicitó la nulidad del fallo y que se realice un nuevo debate oral.

 

Entrevistado por El Diario, Sala mencionó que el jueves vencía el plazo para interponer el recurso de casación contra la sentencia de Núñez, quien fue condenado a prisión perpetua. “A partir del estudio realizado en los últimos diez días, que justamente era el plazo, desde la defensa hemos podido advertir prueba que no se llevó a juicio y que era relevante justamente para intentar probar la inocencia del defendido o, en todo caso, buscar una condena menor a la que terminó siendo condenado ya que es la condena más grave que prevé el código penal”, comenzó por explicar el letrado.

 

“Hemos advertido que había una pericia de ADN que fue realizada el día del hecho en un guante que fue secuestrado en el domicilio (de Mónica Ramos) y de esta pericia de ADN se hizo un cotejo en relación a la víctima, a mi defendido y a otras personas. Lo importante de esta prueba, que se omitió de llevar a juicio y que los jueces no tuvieron la posibilidad de conocer, es que del cotejo de las muestras obtenidas surge que del lado exterior del guante tenemos rastros de ADN o sangre de Mónica Ramos, por lo que creemos fue el guante que se utilizó para ultimarla. Pero en otro lugar, más cercano a la manga, tenemos el ADN de un tercero que no es Núñez”, explicó y agregó que ese mismo ADN apareció en la botonera del auto de la docente que fue utilizado por el homicida para retirarse de la vivienda.

 

“En este contexto, entiendo que estaría más que claro a partir de una prueba científica irrefutable que en el lugar del hecho hubo una tercera persona de quien no sabemos la identidad y que sin dudas, por esta prueba de ADN, no es Núñez. Es por eso que se ha atacado de cierto modo el fallo y planteado que todo esto es nulo porque el tribunal no pudo conocer una prueba que era dirimente para la cuestión”, enfatizó el letrado.

 

 

Una filmación que no se vio

 

“Otra cuestión que hemos podido advertir es que la teoría de la fiscalía, que es la que termina adoptando el fallo, es que mi defendido habría ingresado al domicilio de Mónica Ramos a las 6:10 de la mañana aproximadamente, esto a partir de un cotejo de cámaras de una casa vecina. Sin embargo, del estudio de la totalidad de las cámaras (de viviendas particulares y de domos del Ministerio de Seguridad) de las que son muchas horas de videograbación, específicamente de un domo del gobierno, podemos advertir que a las 6:20, es decir, después del supuesto ingreso al domicilio, se puede ver a escasos metros del domicilio (de Ramos), más precisamente a una cuadra y media, caminando a una persona con muy similares características a las de Federico Núñez. Es decir, que la teoría de la fiscalía de que ingresó a las 6:10 carecería de sustento”, reveló Sala.

 

Mencionó que el reclamo es poder arribar a un nuevo debate oral en el que todas esas pruebas mencionadas puedan ser ventiladas para que el tribunal las conozca y se pueda llegar “a una resolución justa”. “Considero como defensor que si el tribunal hubiera tenido a mano esas pruebas la resolución podría haber sido otra, ya sea la absolución o tal vez ir a una calificación más benigna (para Núñez)”, aseguró.

 

Por otra parte, mencionó que en el escrito también expuso cuestionamientos desde lo jurídico. “Considero que no hay ensañamiento y criminis causa como lo ha referido la condena, es decir, que apuntamos a cuestionar de manera integral el fallo”, agregó y contó que para poder presentar el recurso, junto a su equipo de trabajo debió estudiar todo el expediente de la causa y visualizar 22 horas del debate oral e infinidades de registros de cámaras de seguridad públicas y privadas.

 

 

La querella insiste con el “femicidio no íntimo”

 

Consultado por El Diario, Santiago Sain, quien representa a Martín y Pamela Rodríguez, hijos de Mónica Ramos, señaló que días atrás también presentó un recurso de casación a través del cual insistió con que se agreguen los agravantes de femicidio no íntimo y alevosía.

 

“Expuse lo mismo que dije en mi alegato. Yo a los hechos adherí completamente y me aparté de las calificantes, para mí es femicidio no íntimo y alevosía. Alevosía porque entiendo que desde la posición de la querella, Mónica Ramos no realizó una defensa efectiva, hubo una ausencia total de resistencia por parte de ella. Recordemos que ella tenía 61 años y Núñez 32 y estaba armado. Mónica estaba en una situación total de indefensión, descalza y en el baño, entonces creo que si tuvo una posibilidad de resistencia ha sido mínimamente riesgosa para el agresor”, detalló el letrado.

 

Resaltó que Núñez actuó sobre seguro, dado que esperó que se retirara la empleada de la docente de la vivienda para ingresar y atacarla. “Seleccionó a Mónica Ramos por ser mujer, por ser mayor de edad y por estar en una buena posición económica. Luego de efectuar tareas de inteligencia previas al hecho, se ocultó en el techo del domicilio de la víctima y una vez que se retiró la empleada, y cuando ya no existía ningún riesgo mínimo para él, se aprovechó del estado de indefensión absoluta de Mónica. Además de abatirla por las lesiones, le prendió fuego (la casa) cuando aún estaba con vida”, expresó.

 

Al mismo tiempo explicó que “la alevosía es el modo de cometer el homicidio por el cual el agente oculta su ánimo de matar, esconde físicamente su persona o esconde los medios para cometer este propósito y para colocar a la víctima en mayor estado de indefensión”. “Creo que se da todo eso dentro de este hecho”, destacó.

 

Para Sain, Núñez, quien conocía a la víctima, premeditó el hecho. “Iba preparado para matarla porque podría haber llevado a cabo el robo sin ejercer violencia, reduciéndola y procurando resguardar su identidad porque ella también lo conocía. En el debate él reconoció que la conocía”, dijo. Por último, enfatizó que “los jueces para fallar con perspectiva de género deben ponerse los lentes de la perspectiva de género” y consideró que el homicidio de la docente “no puede ser analizado de otra manera”.

 

Redacción/ALG

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...