26°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

26°SAN LUIS - Domingo 27 de Noviembre de 2022

EN VIVO

Hiparquía, la primera feminista

Ocupar un lugar en el debate de ideas y pensamientos suele ser una visión topológica del pensamiento tradicional generada por hombres y por la tradición machista en el afianzamiento de la especulación académica.

 

Uno de los pensadores, vivos y más respetado, Slavoj Žižek, suele indicar al inicio de algunas de sus conferencias en universidades la siguiente advertencia: “Favor antes de comenzar presionar en el teclado F5” (tecla real que actualiza pantalla) o “F5 virtual para actualizar el chip mental”, con lo que erradica prejuicios del pensamiento “clásico”. Esto nos permitirá colocar en la palestra colores de los pensamientos de mujeres filósofas.

 

Desde la antigüedad a nuestros días, sabemos que en la filosofía, desde los mal llamados “padres de la filosofía”, las mujeres no tenían participación en el pensamiento de la época y que solo algunas pensadoras lograron participar en la lógica de “la Academia”.

 

Hiparquía también ha sido considerada la primera feminista. Aunque fue su actitud más que su legado la que, actualmente, permite incluirla como iniciadora en la acción de pensamiento. Incluso, tal vez, porque la homosexualidad y las diversas experiencias sexuales estaban promovidas y ejecutadas por los hombres filósofos, sobretodo en la Grecia clásica.

 

Con Crates de Tebas, su maestro, Hiparquía consolidaría posteriormente la opción del desapego de lo material y la importancia del pensamiento y su transmisión, con lo que se inició en la filosofía de los Cínicos.

 

En estos tiempos, Antístenes, maestro de Metrocles, hermano de Hiparquía, consideró únicamente como verdadero el conocimiento de lo singular. Es decir, ningún plural determina características particulares de las unidades contenidas.

 

Volvemos a Hiparquía, quien escribió poco o al menos hoy se conservan solo estas tres obras: "Hipótesis filosóficas", "Epiqueremas" y "Cuestiones sobre Teodoro, el ateo". Esta última da cuenta en un debate, con el mismo Teodoro, de la  fortaleza como mujer y de su capacidad para debatir y poner en ridículo al “famoso” Teodoro.

 

Hiparquía es una filósofa sorprendente. Procedente de una familia acomodada, se dedicó, durante la segunda mitad del siglo IV a.C., junto a Crates, a seguir la doctrina y vida cínica, viviendo sin propiedades y públicamente. En lugar de haberse adaptado a su situación social y económica, Hiparquía lo dejó todo para vivir como una “perra”, tal como llamaban a los filósofos Cínicos.

 

Hiparquía representa en carne propia la contracultura filosófica. Coincide con otras filósofas, como Aspasia e Hipatia,  en diversificar el espacio pedagógico y político siempre acentuando la ocupación del territorio público. Solo que en Hiparquía este valor es radical. Pues está planteada desde una praxis insurrecta al mandato de la época, ya que segregaba a la mujer, impidiendo en general acceder a la cultura, a la filosofía y a los banquetes. Hiparquía fue capaz de tomar las calles y de despreciar el determinismo antropológico del harén cultural.
 

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...