12°SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

12°SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

Los puntanos estiran la vida útil de los celulares a más de 2 años

Frente a los precios de los artículos nuevos, varios prefieren acceder a los servicios técnicos. Referentes del sector destacan que la demanda es amplia. El arreglo de módulos es lo más solicitado.

Por redacción
| 19 de junio de 2023
Mantenimiento. El cuidado de los equipos es fundamental para optimizar la durabilidad; una reparación puede superar los $15 mil, según el daño. Foto: Inés Cobarrubia.

La situación económica del país aprieta los bolsillos y obliga a seleccionar prioridades. Por eso, una gran parte de los puntanos estira la vida útil de los celulares a más de 2 años. Los comerciantes del sector aseguran que un arreglo puede oscilar el 30% del valor de un equipo nuevo. La mayoría de las reparaciones están orientadas a los módulos, ya sea por golpes en las pantallas o mojaduras.

 

El Diario de la República realizó un recorrido por algunos locales de la zona centro y constató la tendencia. Las intervenciones técnicas pueden variar según la gama del móvil, el modelo y el tipo de daño.

 

Cristian Mogro, empleado de un local ubicado en las inmediaciones del Paseo del Padre, explicó que si bien la vida útil de las baterías puede ser de hasta 2 años (en los casos más prósperos), los puntanos prefieren componer los celulares para que duren un poco más. En su caso particular, contó que recibe entre 5 y 10 clientes por día.

 

“Lo más comunes son el módulo, la pantalla o los pines de carga. Hemos hecho reparaciones de $15.500 en módulos,  porque manejamos calidad original. Un pin de carga ronda los $3.800, según el teléfono o si hay que levantar el módulo; $4.500 como muy caro”, informó.

 

“La mayoría de los clientes trae celulares de gama media. Y si vienen con alguna falla de fábrica y todavía tienen garantía, les recomendamos que vayan al lugar donde los compraron”, añadió.

 

 

$500 el vidrio templado
 Los vidrios templados suelen encontrarse desde los $500. Se trata de uno de los accesorios más requeridos en las casas de telefonía celular. También buscan fundas y cargadores.

 

Agustina Arrieta trabaja en un comercio de calle Rivadavia. Al ser consultada, subrayó que hay momentos del mes en los que se acerca una mayor cantidad de gente; por lo general suele ser en los primeros días. Pero aseguró que aunque la demanda merma con el correr de las jornadas, la realidad es que los clientes apelan a una reparación frente a un equipo nuevo.

 

El valor de un teléfono nuevo es fluctuante y su definición depende de múltiples factores, que van desde las marcas hasta las funcionalidades. Aun así, se pudo constatar que hay artículos que se consiguen en el orden de los $50 mil y los más sofisticados pueden superar los $300 mil. De ahí, la conveniencia abismal de los arreglos.

 

“Las personas mayores siempre traen una gama menor y quieren arreglar porque están acostumbrados a ese dispositivo y desean seguir manteniendo el mismo, más allá de las renovaciones de equipos que hay ahora a la venta. Hoy en día prefieren arreglar el teléfono; si no, aprovechan cuando hay ofertas especiales para comprar”, indicó Federico Lucero, quien trabaja en un negocio de la ciudad.

 

Tendencia a nivel local. Aseguran que las fundas más solicitadas por las juventudes son las símil originales.

 

Emanuel Pilla, técnico del sector, especificó que las intervenciones de los módulos pueden ubicarse en los $15 mil e incluso pueden llegar a los $50 mil. Al mismo tiempo, referenció que aquellos que tratan de estirar la vida útil de los celulares también buscan cargadores, fundas y protectores de pantallas.

 

En general, hay clientes que concurren hasta 3 veces por mes para reparar pantallas, producto del mal cuidado de sus teléfonos. Lo normal es que vayan cada seis meses o más para un service.

 

La mayoría de los comercios también venden accesorios para celulares y computación. Lo más buscado son las fundas y los templados. “Lo que viene a buscar la gente, mayormente, son cargadores. Las fundas y templados salen muchísimo; es lo principal que se vende. Los precios varían según el modelo. Tenemos cargadores desde $1.500 hasta $5.000 y el templado común está desde los $500 a los $3.500 (uno reforzado). La funda más cara que tenemos está en $2.500, que son las de tipo libreta”, precisó Gonzalo Salinas, empleado de un local de la peatonal.

 

Redacción / NTV

 

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo