SAN LUIS - Miércoles 22 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Miércoles 22 de Mayo de 2024

EN VIVO

Cómo validar a otros

¿Por qué debemos validar y ser validados? Porque al hacerlo marcamos una diferencia con quienes viven comparándose y compitiendo con otros. Al practicar la validación, estamos diciendo: “Como tengo una buena autoestima, puedo alegrarme de tus fortalezas y señalarlas”.

 

Alguien emocionalmente sano nunca siente envidia ni se siente intimidado por el éxito del otro. Entonces, es capaz de validarlo. Es decir, de mencionar algo positivo, lo cual actúa como una caricia al alma. Mucha gente acostumbra oponerse a los demás. ¿Qué les sucede? En el fondo, desean que alguien les diga algo agradable.

 

Pero, como no pueden admitir su necesidad de validación, deciden entrar en conflicto en sus relaciones interpersonales. Toda vez que alguien reaccione de este modo, probá decirle algo que lo haga sentirse validado. Seguramente te vas a sorprender.

 

 

¿Cómo podemos validar a los demás? De varias maneras:

 

a. Permitiéndoles ser protagonistas

 

¿Qué significa que una persona sea protagonista? Que pueda hablar de sí misma sin ser interrumpida y compartir sus emociones. Esto siempre resulta muy terapéutico. Hoy más que nunca muchos tienen la necesidad de ser vistos entre la multitud, incluso en las redes sociales. De este modo, sienten que les prestan atención, que los tienen en cuenta. Es como entregarles el micrófono y hacerlos sentir importantes.

 

 

Cuando deseamos hacerle a alguien una sugerencia o un pedido, ya sea que se trate de la pareja, de un hijo, de un empleado o de un amigo, primero siempre deberíamos validarlo: reconocer sus puntos fuertes y mencionarlos. Todos somos transformados cuando nos volvemos conscientes de lo bueno que hay en nosotros; pero, como a veces no lo podemos ver, necesitamos que alguien nos lo muestre.

 

 

b. Mirándolos directamente a los ojos

 

Mirar a los ojos nos permite conectarnos con el otro y construir intimidad emocional. Hoy mucha gente se dedica a mirar su celular cuando habla con alguien, sin ser consciente de que está privando al otro de sentirse escuchado, valorado, respetado. Por lo general, no mirar a los ojos hace que una persona se sienta invisible.

 

 

c. Buscando puntos de encuentro

 

Las cosas que tenemos en común con una persona nos ayudan a tender un puente que nos acerca y nos une. A todos nos gusta estar con alguien con gustos parecidos.

 

Esto se debe a que somos seres más emocionales que racionales. Encontrar un punto de encuentro con el otro hace que nos apreciemos mutuamente y que no nos sintamos solos.

 

 

d. Ofreciéndoles una sonrisa

 

Una forma muy práctica de validación consiste en sonreír. ¿Quién puede resistirse a una sonrisa? Nadie. Hay quien se queda en ciertos lugares porque hubo alguien que le sonrió cuando llegó por primera vez. Validémonos y validemos a otros, en todo lugar y en todo tiempo. Incluso a quienes no nos caen tan bien, pues es difícil llevarse mal con una persona que nos brinda un buen trato. La validación es una actitud nutritiva que nos abre las puertas.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Temas de nota:

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo