16°SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

16°SAN LUIS - Lunes 20 de Mayo de 2024

EN VIVO

Emprendedoras: trabajar para cumplir sueños

Para volver a empezar, por empuje propio o de sus familias y amigas, cuatro mujeres cuentan sus experiencias al ser sus propias jefas.

Por redacción
| 12 de marzo de 2023
Pensar en el futuro y en cómo autosustentarse. Las mujeres emprendedoras encuentran su superación personal. Fotos: Gentileza

Trabajar de lo que les apasiona y seguir adelante por sus sueños, sus familias y convicciones personales son objetivos que cumplieron Cintia "Bichi" Salinas, Agostina Viziata, Tamara Albarracín y Silvina Orellano al poner su propio emprendimiento. De diferentes rubros y con distintas historias detrás, las cuatro mujeres puntanas entraron al mundo del trabajo para cumplir metas personales y principalmente encontrarse con ellas mismas al ponerle corazón y garra a sus sueños.

 

Las cuatro historias tienen detrás esfuerzo, altibajos y ejemplos de superación que se conectan con las ganas de proponer productos novedosos y diferentes a lo que se puede ver en lugares convencionales.

 


Lo natural como punto de apoyo

 

Gracias a su hijo Andrés, Silvina Orellano creó "Piuke", un almacén de productos naturales que nació de un proyecto ecológico para reciclar aceite vegetal.

 

Con el lema de reutilizar, reparar, renovar y reciclar los materiales y productos existentes, Orellano busca que la producción de sus trabajos sea auténtica y ayude a la naturaleza.

 

Su historia comenzó en Córdoba hace ocho años, mientras Silvina estudiaba el profesorado en Economía. "Como pasatiempo realizaba jabones con forma de queso que regalaba a mis conocidos. Paralelamente estudiaba, trabajaba de madrugada y criaba a mi hije", recordó.

 

  

 Fortaleza. Silvina Orellano confió en su hijo y armó "Piuke", una marca natural. 

 

Al recibirse, ejerció la docencia, algo que le permitió dejar su trabajo anterior y dedicarle la madrugada y fines de semana a los productos naturales.

 

"'Piuke' ya había adquirido forma. Hace seis años decidí volver a San Luis para empezar de cero", contó.

 

Para Silvina: "Emprender es una apuesta de todos los días, una decisión que se toma cada mañana y que a veces, cuando llega la noche, una quiere abandonar, pero con el tiempo se mantiene firme".

 

 

Volver a la provincia con  confianza y nuevos aromas

 

La vinoteca de Agostina Viziata, ubicada en Juana Koslay, tiene originalidad por donde se la mire. Su dueña se encuentra con los visitantes y los ayuda a buscar un nuevo sabor para sus paladares. Con propuestas diferentes cada mes, hace de la bebida un punto de encuentro.

 

La pandemia y su mamá, quien también es emprendedora, la impulsaron a seguir sus sueños. Luego de vivir en Buenos Aires, regresó a San Luis donde se encontró con pocas propuestas referidas al vino y quiso crearlas ella misma.

 

 Dulce como la uva. Agostina Viziata buscó lo original en el viñedo. 

 

 

"Tengo 31 y me fui de la provincia a los 18. Siempre fui emprendedora. A falta de trabajo profesional me di maña para hacer cosas y ganar mi propio dinero", contó la joven, quien formó una red de contención con una de sus mejores amigas para apoyarse en el mundo laboral.

 

"A las mujeres siempre les costó un poco más todo. De por sí, emprender es difícil. No saber si te va a ir bien o mal con los costos, el marketing o si conviene poner un local propio. A veces existen más trabas que nos colocan que me gustaría no tener", agregó.

 

Para ella lo importante sería contar con un lugar de apoyo o una institución que les brinde herramientas a las emprendedoras para que sigan adelante. "No todas las personas están en condiciones de hacer una inversión. Estaría bueno enseñar cómo manejar el negocio para que crezca y no termine siendo algo perdido. Armar un lindo proyecto en el que se brinde información, créditos o seguimientos", concluyó.

 

 

Joven manos de tijeras que ayuda a los demás

 

Más allá de tener su propia peluquería, fruto de su constancia de hace 7 años, Cintia "Bichi" Salinas corta el pelo con un fin solidario. Con su local ubicado en el corazón de la calle Riobamba, "Bichi" ayuda  a fundaciones de animales, comedores, escuelas rurales o donde necesiten de sus servicios y así devolver de alguna manera todas las bendiciones recibidas.

 

"También tenemos un grupo con varias personas del mismo rubro en el que mostramos nuestros trabajos o consultamos dudas y entre todos vamos hacia adelante. A quienes recién empiezan siempre trato de darles una mano, aconsejarlos o simplemente decirles que pueden llamarme por cualquier duda", contó la peluquera, quien está repleta de turnos todo el año.

 

 La peluquera estrella. "Bichi" Salinas corta el pelo con buenas energías. 

 

 

"Bichi" nació en Paraguay, tiene 35 años y San Luis le dio la posibilidad de crecer como profesional.

 

"Les aseguro a las mujeres que eligen ser emprendedoras que lo pueden lograr. Con responsabilidad y esmero podemos llegar lejos, siempre acompañadas de personas adecuadas en nuestras vida", contó.

 

 

La mujer que le da trabajo a más de treinta empleadas

 

Todo comenzó con tratamientos de uñas a domicilio y terminó en "Hebe", uno de los centros de estética más importantes de la ciudad. Tamara Albarracín, su dueña, cuenta con un plantel de más de treinta empleadas que confían en ella, trabajan y buscan lo mejor todas juntas para seguir hacia adelante.

 

"Siento que cada vez somos más las mujeres que nos animamos a mostrar lo que hacemos y las que le ponemos un valor a lo artesanal. Me gusta sentir que valoramos lo nuestro", contó la mujer, que tiene una niña de dos años y entrelaza su trabajo con la maternidad.

 

 Las manos laboriosas. Tamara Albarracín y una apuesta colectiva.

 

 

"Me costó mucho entender mi rol de mamá después de tantos años de trabajo e independencia. Aún me cuesta ya que el emprendimiento y la familia consumen mucho mis tiempos y atención. De todas formas en ambas áreas los equipos son buenos. Está bien dejarse ayudar y buscar otras manos que te acompañen", agregó Tamara.

 

Aunque no tiene un grupo específico de emprendedoras en el que ella sea parte, Tamara contó que conoce muchas en su misma faceta y lo más importante es el apoyo que se brindan. "Nos tiramos buenas energías en los tropezones. Nos entendemos mucho más y los alientos son desde un punto en común", agregó.

 

Redacción/MGE

 

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo