33°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

33°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

EN VIVO

Destacan las condiciones de San Luis para producir ovinos

Un extensionista del INTA dijo que es una alternativa viable para la pequeña y mediana escala productiva.

Por redacción
| 02 de noviembre de 2023
Alternativa. La producción ovina para carne puede desarrollarse en cualquier ambiente de San Luis. Fotos: Gentileza

San Luis tiene condiciones para la producción ovina, ya sea en ambientes de monte, sierras o pampa,  y a su vez existen en la provincia dos emprendimientos privados que faenan y entregan cortes de cordero pesados y envasados al vacío. Esas son parte de las virtudes que destacó Esteban Suárez Follari, ingeniero agrónomo y extensionista del INTA San Luis, para estimular el desarrollo de esta actividad en los campos puntanos.

 

“Hay aspectos productivos que la hacen una alternativa muy interesante a la hora de evaluarla entre otras producciones alternativas en la provincia de San Luis para la pequeña y mediana escala productiva”, dijo.

 

El profesional aclaró que si bien es una actividad que requiere de mano de obra calificada, aseguró que es posible iniciarse en ella sin tener conocimientos previos y en poco tiempo disponer de la información necesaria para ser eficiente y producir carne de calidad.

 

“Es que esta actividad a lo largo y a lo ancho del país se ha ido profesionalizando cada vez más, se han introducido nuevas razas con distintas aptitudes, y se han mejorado mucho las razas que por años se han explotado en la Argentina”, señaló.

 

Agregó que también hay herramientas pensadas para esta actividad como mallas electrificadas, sistemas de corrales y mucha información validada localmente.

 

Al punto que acaba de terminar la segunda cohorte de una Diplomatura Universitaria en Producción Ovina, dictada por la Universidad de Lomas de Zamora, pensada para el centro del país debido a sus características productivas muy distintas en su objetivo (carne) y manera de producir en Patagonia (lana).

 

El técnico afirmó que en San Luis esta producción puede desarrollarse en varios ambientes, ya sea monte, sierras o pampa, utilizando distintas razas según sea el caso y ajustando la tecnología disponible, con el uso como base forrajera del pastizal natural o pasturas implantadas, según el ambiente.

 

En zonas de cultivos extensivos donde hay alta producción de granos, dijo que es viable producir silos de maíz o sorgo que, junto al grano de cosecha, son la base forrajera para la cría intensiva y producción de cordero pesado de 18 a 20 kilos. En este último caso, recordó que suelen utilizarse las ovejas como un método de control de malezas y recolección de granos caídos en la cosecha a la salida del invierno y produciendo a la vez kilos de carne de alta calidad.

 

También destacó que San Luis tiene un frigorífico habilitado y disponible para la faena de rumiantes menores en funcionamiento y una cámara de frío adquirida con fondos de Ley Ovina, la cual considera  una herramienta fundamental a la hora de diversificar el momento de venta del producto.

 

Dijo, además, que actualmente hay dos emprendimientos privados en la provincia que están faenando y entregando cortes de cordero pesado envasados al vacío.

 

El extensionista del INTA San Luis consideró importante que desde el gobierno provincial e instituciones del medio se acompañen las iniciativas productivas y se promueva este tipo de producción que genera ingresos al productor, nuevos empleos y especialmente arraigo rural, además de la camaradería que caracteriza al sector.

 

 

El consumo de cortes de cordero

 

En Argentina, el consumo promedio anual de carne ovina no alcanza los 250 gramos por habitante. En cambio, el autoconsumo de los establecimientos agropecuarios de la región patagónica es marcadamente superior, alcanzando valores de 15 a 26 kg/hab/año.

 

La demanda del producto varía en función del precio de las carnes sustitutas (vacuna, porcina, aviar), del ingreso de los consumidores y de los hábitos alimenticios. La tendencia hacia el consumo de alimentos con menor contenido de ácidos grasos también contribuye a limitar la demanda de carne ovina.

 

El mercado nacional se puede segmentar conforme al nivel socioeconómico del consumidor.

 

El capón y la oveja son categorías para la población de ingresos medios o bajos, especialmente en el medio rural. El cordero constituye un alimento tipo “gourmet”, para nichos de ingresos medios o altos.

 

Redacción/MGE

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo