17°SAN LUIS - Martes 23 de Abril de 2024

17°SAN LUIS - Martes 23 de Abril de 2024

EN VIVO

La filosofía de la vida

Cooltura habló con los directores de “Puan”, una de las películas argentinas de la temporada y que fue premiada en el Festival de San Sebastián. El detrás de escena de una película que no escapa al espíritu de la época sin descuidar un relato sentido de un profesor universitario.

Por Leonardo Kram
| 23 de octubre de 2023
Fotos: Gentileza

Dentro de la temporada de estrenos argentinos de 2023, “Puan” se configura como una de las películas más valiosas de la cinematografía local reciente. Previo a su estreno el 5 de octubre, el film ganó en el Festival de San Sebastián el premio a mejor guion y actor protagónico para Marcelo Subiotto. Además, fue seleccionada para competir en los Goya, que destacan lo mejor del cine iberoamericano.

 

Al cierre de esta nota, la película atravesaba un moderado éxito de taquilla en salas argentinas. Uno de sus directores y guionistas, Benjamín Naishtat, se mostraba optimista de todas formas, ya que la película había logrado compra y distribución en distintos mercados como el español y brasilero. Él es una de las cabezas del filme; la otra es María Alché, quien cumplió las mismas tareas en la realización del film.

 

Hay varios puntos que vuelven valiosa a "Puan". Uno de ellos es que logra hacer foco en la educación superior pública, algo que a pesar de que forma parte de la sociedad argentina, es poco reflejado en el cine del país; el otro es que, como explicaron los realizadores a Cooltura, no fue intencional, pinta un clima social que se vive fuera de las salas, con la escalada del dólar y las propuestas de privatización de la educación pública.

 

Por último, le da un protagónico revelador a Marcelo Subiotto, quien hace de un profesor universitario de Filosofía inseguro pero talentoso. Su vida profesional y personal se verá amenazada ante la llegada de un nuevo profesor (Leonardo Sbaraglia) que buscará quedarse con la cátedra del primero, en la Facultad de Filosofía y Letras que da nombre a la película.

 

 

Los manierismos, taras y problemas que tiene el profesor Marcelo en su vida cotidiana parecen acabarse cuando pasa por el umbral del aula. Allí él brilla, enseña con pasión, usa palabras simples pero con una aguda profundidad. La película, en sus mejores momentos, logra que la filosofía se vuelva divertida y homenajea a aquellos profesores que más de uno se cruzó en su vida: apasionados por enseñar, a pesar de las circunstancias.

 

"Escribimos esta película en pandemia y estábamos encerrados con esa sensación de no lugar", María Alché.

 

 

―¿Cómo sintieron la recepción de la película y el haber sido reconocidos en un festival como el de San Sebastián?

 

―Benjamín Naishtat (BN): La recepción en San Sebastián fue maravillosa. Tuvimos una ovación de pie de una sala de 1.500 personas, algo que no esperábamos jamás y que nos enorgullece, porque es nuestro trabajo, pero también porque estamos ahí representando al cine argentino en particular y al país en general. La película fue premiada y la compró un distribuidor español que la va a estrenar en marzo en salas de toda España, al igual que uno francés y brasilero. Además, se va a ver en toda América Latina y en Estados Unidos en una plataforma más adelante. Estamos contentos de que una historia a priori tan local y tan particular de pronto encuentre un eco en distintos países, lo que quiere decir que hemos logrado tocar una fibra universal.

 

―María Alché (MA): Estamos muy felices porque la película no solo ganó premios, sino que también está teniendo una recepción formidable por parte del público, que está yendo a las salas y le está gustando mucho la película. Invitamos a todos a que, si pueden, se acerquen al cine a ver la película. Les va a gustar, se van a divertir, los va a hacer pensar. Hicimos esta película y deseamos que la gente la pueda ver en salas.

 

 

―¿Cuál fue la inspiración para "Puan"? ¿Por qué se enfocaron en el mundo universitario, siendo que el cine argentino no suele contar historias de ese mundo?

 

―MA: Tanto Benjamín como yo conocíamos el mundo universitario. Benjamín es hijo de un profesor de Filosofía de otra facultad y yo había cursado en Puan. Nos parecía que ese espacio de la facultad era interesante para narrar. Nosotros escribimos esta película en pandemia y estábamos encerrados con esa sensación de no lugar, de que todo era por Zoom, y de pronto nos daba ilusión volver a pensar en un espacio que era muy particular, especial.

 

―BN: Nos inspiramos en Marcelo Subiotto, este actor que nos fascinaba, que lo conocíamos del teatro y del cine, pero que no había tenido su rol protagónico fuerte todavía, y teníamos deseo de escribir para él. Y, como marcó María, era un mundo familiar para nosotros y veíamos mucho potencial para crear personajes, tener una historia, hacer comedia, incluso, y nos lanzamos a eso.

 

 

―Justamente, más allá que el reparto en general brinda actuaciones brillantes, Marcelo Subiotto termina siendo toda una revelación, al menos para el gran público…

 

―MA: Desde un primer momento pensamos en él. Ya había participado en mi ópera prima "Familia Sumergida" y me había gustado mucho trabajar con él. Marcelo tiene muchas habilidades: toca la guitarra y la trompeta, hace acrobacias, es un excelente actor, entonces teníamos el deseo de compartir con él y darle un personaje protagónico en una película. Para el personaje tomamos inspiración de varias personas. Benjamín, al estar en ese mundo desde muy chico, conoce muy bien ese paño de los profesores y sus vidas personales, y yo conocía ese mismo universo desde el lugar de alumna. El guion fue escrito a cuatro manos y se fue alimentando de distintas cosas, entre algunas reales y otras inventadas.

 

―BN: Estamos muy felices con lo que han hecho. Es un reparto hermoso, con Alejandra Flechner, Andrea Frigerio, Cristina Banegas, Julieta Zylberberg, Camila Peralta y Juan Luppi. Y en cuanto a Subiotto, escribimos para él desde el comienzo del proyecto adecuándonos a su timbre de voz, a su cuerpo, a su forma de hablar. También él es estudioso de la filosofía desde antes de estar en el proyecto, por lo cual fue muy pensado para él el personaje.

 

―Algunas de las mejores escenas de la película ocurren dentro del aula, cuando Marcelo habla de filosofía con pasión. ¿Cómo fue el desafío de hacer entretenidas esas escenas?

 

―BN: Fue un gran desafío tener escenas de clases y que no se volvieran aburridas. Ahí contamos con la ayuda fundamental de varios profesores que nos asesoraron como Sebastián Abad, Jazmín Ferreiro, Diego Sturbar, Javier Trimbori, incluso mi padre, Francisco, quien es docente. La hipótesis del personaje era que Marcelo cuando entraba a las clases brillaba, que era un docente de esos que uno se acuerda toda la vida porque saben bajar cosas complejas a un lenguaje muy llano y ser interesantes y accesibles al mismo tiempo. Trabajamos la escritura muchísimas veces para lograr ese objetivo de clases contundentes y sencillas, y creo que eso se logró, porque tenemos mucho retorno del público de que la película le deja pensando, le hace preguntas.

 

 

"Desde hace años hay un ataque casi cultural a lo público y a la educación pública", Benjamín Naishtat.

 

 

 

―MA: Para nosotros, era muy importante ¿qué tiene el personaje de bueno? ¿Y si todo le sale mal, si no hace nada bien? Nosotros decíamos que era muy bueno dando clases, ahí es donde brilla y nos alegra mucho que se haya transmitido. A veces la filosofía puede parecer algo difícil, pero trabajamos mucho con los filósofos y filósofas sobre los distintos temas de la película, y para que sea accesible para cualquiera que quiera verla. No por ser filosofía es algo imposible de comprender y queríamos dejar en evidencia que la filosofía está en todas partes, en todos, y que es fascinante poder pensar.

 

 

―Algo que sorprende es que parece haber sido escrita hace pocos días, en el sentido que refleja el clima social que vive el país, con la escalada del dólar y el debate por la educación pública. ¿Fue una búsqueda intencional?

 

―BN: Nunca fue el objetivo de la película dar cuenta del presente actual simplemente porque la película se escribió hace casi cuatro años. No era un contexto donde se estuviera debatiendo si era necesaria o no la educación pública, en la tesitura que se está debatiendo ahora con el grupo fascista del partido La Libertad Avanza, que propone dejarnos a todos los argentinos sin educación pública. Pero es cierto que desde hace años hay un ataque casi cultural a lo público y a la educación pública. Recordemos que el presidente anterior al actual dijo que hay gente que tiene la desgracia de caer en la educación pública, lo cual es muy humillante para mí, por ejemplo, que fui a la primaria y a la secundaria pública. La película, que es una comedia, también es una historia dramática y una ficción en algún nivel. También podría operar como un homenaje a quienes dedican su vida con vocación y con mucha fe a formar personas en la educación pública. Son héroes anónimos. Con María, nos parecía que hay una nobleza que es interesante poner en valor.

 

―MA: No escribimos pensando en este contexto; no sabíamos cuál iba a ser el escenario. Pero es un tema que vuelve recurrentemente, ¿no? Arancelar la universidad, recortarle los fondos. De alguna manera, lo teníamos presente por experiencias del pasado. Pero es también una advertencia de que es algo que puede ocurrir en el futuro. Es algo muy loco lo que pasó y creo que por eso también la película está teniendo tanto eco en este momento, y tanta gente sale conmovida o teniendo una experiencia colectiva con la película. Es algo difícil de que ocurra en el cine, pero también es algo que celebramos que esté pasando: la posibilidad de encontrarnos en el cine y pensar, conmovernos juntos.

 

 

―En esta línea, ciertas propuestas de candidatos apuntan al achicamiento de lo público y ponen de ejemplo el cierre del Incaa. ¿Por qué es importante el cine en este contexto de crisis?

 

―BN: Hay candidatos que proponen la incultura, es decir, cerrar las instituciones culturales, porque posiblemente sea más funcional a ellos, un pueblo sin cultura, sin educación, de esclavos que no se hacen preguntas, que no se preguntan hacia dónde debe ir la nación, cuál es el proyecto nacional. Esas son preguntas para las cuales sirve la cultura. La cultura orienta para saber dónde estamos parados y hacia dónde queremos ir. La importancia del cine para nosotros es fundamental, porque es un imaginario y un lugar que nos ayuda a reconstituir particularmente la memoria. Recordemos lo importante que fue el año pasado la película "Argentina 1985" para volver a poner en foco la importancia de los juicios a los genocidas, de la memoria histórica en este país como política de Estado, y, en ese sentido, el cine es un lugar de reflexión, de imaginación.

 

―MA: El cine es importante porque si nosotros solo consumimos imágenes de otros países, vamos camino a convertirnos en una sociedad totalmente dependiente de otros imaginarios. La cultura es el lugar donde podemos pensarnos e inventar una realidad que como sociedad nos pertenezca y desde ahí, poder transformar otros aspectos de nuestra vida económica y política. Es un lugar para imaginar la sociedad que queremos y crear un sentido común. Por lo cual es fundamental tener una cinematografía y crear nuestras propias imágenes y vernos reflejados en el cine con nuestra lengua, con nuestros colores, con nuestros espacios. Además, el cine es una industria virtuosa que da trabajo a muchas personas, que se autofinancia a través de la venta de entradas, trae inversiones de afuera y es una ventana al mundo. Este año ha habido películas argentinas en el Oscar, en Venecia, en Toronto, en Cannes, en San Sebastián. Es una industria a la que le va bien y que hay que proteger.

 

 

Puan: de filosofía y otras especias

 

Marcelo dedicó su vida a la enseñanza de Filosofía en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires (UBA). Cuando su jefe de cátedra, mentor y compañero muere inesperadamente, Marcelo asume que heredará la titularidad de la cátedra, que ha quedado vacante.

 

Protagonistas: Leonardo Sbaraglia y Marcelo Subiotto. Fecha de estreno: 5 de octubre de 2023 (Argentina)

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo