22°SAN LUIS - Viernes 23 de Febrero de 2024

22°SAN LUIS - Viernes 23 de Febrero de 2024

EN VIVO

Armaron una silla de ruedas y la entregaron a una atleta puntana

Alumnos de la Escuela Técnica N° 9 "Domingo Faustino Sarmiento" trabajaron en el proyecto.

Por redacción
| 12 de enero de 2023
Encuentro emotivo. La deportista Albina Torres se mostró muy agradecida por la inspiradora iniciativa. Foto: Héctor Portela.

Alumnos y profesores de la Escuela Técnica N° 9 “Domingo Faustino Sarmiento” crearon una silla bipedestadora que cuenta con un sistema hidráulico mecánico que le permite a una persona con discapacidad mantenerse parada para hacer sus tareas diarias y mejorar su calidad de vida. El desarrollo no se circunscribió a las aulas y, en un acto de empatía, se lo entregaron a Albina Torres, una deportista puntana que trece años atrás sufrió un accidente que la dejó cuadripléjica.

 

Un gesto de solidaridad e inclusión fue lo que plasmaron los alumnos que estuvieron con las remodelaciones de la silla durante más de tres meses. “La idea surgió en un acto de la escuela, cuando el maestro de ceremonia pidió que todo el mundo se ponga de pie y había una chica discapacitada que nos visitó y no lo pudo hacer. Entonces a otro profesor, quien también estuvo a cargo del proyecto, se le ocurrió una forma para ayudar a quienes sufren este tipo de afecciones. Luego investigamos, llevamos la inquietud al aula y ahí comenzamos a trabajar en la silla bipedestadora”, explicó el docente Osvaldo Moreira, uno de los que ideó el proyecto junto a Rubén Falvo.

 

Según señaló Moreira, de la creación participaron alumnos de cuarto, quinto, sexto y séptimo año de la secundaria, y docentes de algunas materias curriculares; también tuvieron la ayuda de un sponsor para financiar todos los elementos que lleva la silla de ruedas.

 

“Investigamos los beneficios que tiene para las personas con discapacidad. Después vino un proceso muy largo que consistió en buscar una persona que nos ayudara, porque realmente es muy cara la realización y mucho más para nosotros, los profesores, que si bien ponemos un poco de nuestro bolsillo, no alcanza. También ayudaron colegas que hicieron tareas acordes, por ejemplo los planos, otros investigaron y así fue que se hizo de manera grupal”, contó.

 

 

Un ejemplo de superación

 

La historia de Albina Torres es conmovedora. En el momento que los alumnos le entregaron la silla, su mamá, con lágrimas en los ojos repetía: “Hace más de 10 años que no te veo parada”.

 

A los 18 años, mientras hacía clavados en un río de la ciudad, se quebró la cervical y comprometió su médula espinal. El accidente la dejó cuadripléjica. Hoy, con muchas sesiones de kinesiología, pudo recuperar la movilidad del tronco y los brazos, mientras que en el resto del cuerpo tiene sensibilidad alterada, lo que quiere decir que perdió por completo la movilidad.

 

“Pensaba que esta silla no era para mí, sino para mi pareja, porque él había tenido contacto con los profesores a través de Daniel Miranda, otro chico que sufre otro tipo de discapacidad. Hace un tiempo me enteré que era una sorpresa para mí y me quedé anonadada, porque nunca me lo imaginé. Es emocionante porque estar parada o erguida, aunque sea diez minutos, nos ayuda muchísimo”, remarcó.

 

Por eso, Torres quiere que este tipo de gestos solidarios lleguen a toda la sociedad para que los chicos junten fondos y de esa manera ayuden a más personas con discapacidad. Hace un tiempo, los alumnos también crearon un exoesqueleto para Daniel Miranda, un joven de 27 años que fue atropellado.

 

Torres no bajó los brazos a pesar de la situación dura que le tocó vivir; se aferró al deporte y se convirtió en subcampeona para-panamericana de tiro con arco. Es miembro del seleccionado argentino y clasificó para representar a la provincia en los Juegos Para-Panamericanos Santiago 2023.

 

El profesor Moreira explicó el mecanismo de esta silla que le permitirá a Albina mantenerse parada y retomar su vida cotidiana: “Se tomó un chasis de una silla de ruedas normal que fabricamos en el colegio. Allí pusimos un sistema articulado para que la silla pueda enderezar toda la parte del asiento y el respaldo, todo accionado por un sistema hidráulico que lo activará Albina. Cuando ella ya no quiera estar más erguida, a través de un sistema de safe hidráulico, automáticamente la silla baja despacio. Está todo articulado para que ese descenso sea paulatino y no tenga ningún problema”, apuntó.

 

Por último, destacó la sensación que tiene realizar este tipo de acciones que puedan ayudar y mejorar la calidad de vida de una persona. “Me da mucha satisfacción el agradecimiento de la gente. Por otro lado, ver la cara de los chicos cuando ven a la mujer tan agradecida y a la madre emocionada es algo que les hace entender que todo el esfuerzo que hicieron no es en vano. Siempre les digo a mis alumnos que no importa lo económico, ya con que brinden su tiempo es bastante, porque es lo más caro que tenemos”, concluyó Moreira.

 

Albina, conmovida por el gesto. Foto: Héctor Portela.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo