22°SAN LUIS - Miércoles 01 de Febrero de 2023

22°SAN LUIS - Miércoles 01 de Febrero de 2023

EN VIVO

Tiempo de discernimiento y escucha

En  2017 entonces obispo de San Luis, Pedro Daniel Martínez, no autorizaba a ningún sacerdote a oficiar misas en el predio. Ahora monseñor Gabriel Barba marcó un nuevo camino.

Por Nicolás Gatica Ceballos
| 04 de septiembre de 2022
Foto: Nicolás Varvara.

 En diciembre de 2017, el por entonces obispo de San Luis, Pedro Daniel Martínez, publicó una carta en la que sentó acciones de cara a la devoción. Instituyó una comisión diocesana para estudiar los hechos. Dejó explícito que hasta que la Iglesia no finalizara el tiempo de discernimiento, no se autorizaba a ningún sacerdote a oficiar misas en el predio. Solicitó a los interesados que se abstuvieran de publicar imágenes o semejantes. Desestimó la posibilidad de solicitar intenciones en las misas.

 

Ahora Gabriel Barba marcó un nuevo camino. “Ha sido un tema que llevó mucho discernimiento y sobre todo mucha oración, escucha. Seguimos en ese tiempo, en la búsqueda de la certeza de esta historia que nace desde el orden privado. Mi postura de acompañamiento no es una definición de validez del evento, sino justamente de cercanía para seguir analizando, pero sobre todo de acompañamiento a los fieles que se acercan con devoción para rezarle a la Virgen en este lugar de La Cobrera”, indicó monseñor en diálogo con El Diario de la República.

 

Barba visitó el predio a los tres meses, aproximadamente, de su llegada a San Luis. Fue en uno de sus primeros recorridos por la provincia y él pidió que lo llevaran al lugar; hasta el momento desconocía la historia. La visita fue en un día de semana y se interiorizó de todos los aspectos; caminó el sitio de punta a punta. No puede decir que le haya causado ninguna sensación en particular, pero le llamó la atención el diseño del lugar y la belleza de la zona.

 

Según puntualizó, el proceso seguirá sus estudios pero mediando la cercanía con la gente. El párroco de El Trapiche será el referente natural y el encargado de organizar futuras celebraciones. A partir de ahora, los sacerdotes pueden bendecir su imagen y dar misas. Ningún católico será obligado a creer en esta devoción ya que no es un dogma. Por ahora no se ha trabajado ninguna oración que cuente con licencias eclesiásticas.

 

“La gente se acerca por su devoción a la Virgen María. El tiempo y la historia nos pondrán más luces acerca de lo sucedido. Mientras tanto, está claro que ese lugar lejano se ha convertido en un centro religioso mariano. Invito a los fieles que se acerquen con fe y devoción y que aprovechen ese lugar para rezar más. Para confiar sus alegrías y dolores a la Virgen. Que manifiesten su fe de diversas maneras, pero sobre todo a través de las peregrinaciones, que son parte muy importante de nuestra expresión religiosa. El pueblo de San Luis mayoritariamente es muy religioso y muy mariano. Tiene mucha fe en la Virgen desde cientos de años atrás. Esto que está sucediendo no deja de ser parte de esta rica tradición de la fe puntana”, aseguró.

 

 

Redacción / NTV

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementeos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...