18°SAN LUIS - Miércoles 05 de Octubre de 2022

18°SAN LUIS - Miércoles 05 de Octubre de 2022

EN VIVO

Violó a una hija y abusó de otra; piden ocho años

Con la conformidad de las dos víctimas, el fiscal y el abogado defensor del acusado acordaron la pena en un juicio abreviado.

Por redacción
| 23 de septiembre de 2022
En La Punta. El hombre fue detenido ocho años después de la denuncia. Foto: Policía de San Luis.

Con la conformidad de las dos víctimas, quienes sufrieron múltiples abusos durante su infancia, el fiscal de Cámara Fernando Rodríguez y Rodolfo Mercau, abogado defensor del acusado, quien es el padre biológico de las damnificadas, acordaron una pena de 8 años de prisión efectiva mediante un juicio abreviado, este jueves.

 

Con pocas palabras, el acusado, quien tiene 59 años y se encuentra en prisión desde 2019, se sentó frente al tribunal colegiado conformado por Hugo Guillermo Saá Petrino, Adriana Lucero Alfonso y Fernando Julio de Viana, y admitió haber abusado de sus propias hijas y aceptó la condena acordada.

 

Las mismas víctimas estuvieron acompañadas como querellantes por el abogado Hugo Scarso y también pudieron brindar su testimonio en la audiencia. Afirmaron que aceptaban la condena a fin de “cerrar de una vez por todas una etapa oscura” en sus vidas.

 

Según consta en la causa, tanto las víctimas como su mamá declararon en algún momento que, a pesar de que fue difícil y de que hallaron muchas puertas cerradas, las heridas de haber sido abusadas por su papá durante años fueron cerrando de a poco y que ya no querían reabrirlas. El 4 de noviembre de 2011, la madre de las chicas acudió a la Comisaría 28ª de La Punta, aún shockeada, para denunciar lo que le había revelado la mayor de sus hijas, quien entonces tenía 19 años.

 

La Justicia siguió, a paso lento, el proceso contra el acusado y ordenó su detención en agosto del año 2018, casi siete años después de la denuncia inicial. El tiempo pasó y luego de múltiples citaciones a declarar, la noche del lunes 24 de junio de 2019 efectivos del Departamento Investigaciones de la Policía de San Luis detuvieron al acusado en un barrio de La Punta.

 

La joven le había dicho a su madre que su papá había comenzado a tocarla cuando tenía 14 años y que a los dos meses de haber cumplido 15 comenzó a violarla. Pero eso no era lo peor: confesó que su hermana menor también sufría ultrajes.

 

Al momento de declarar, esa chica, quien ahora también es mayor, comentó que no recuerda cuándo empezó a abusarla, pero aclaró que a ella nunca llegó a violarla. En cambio, el hombre sí la obligaba a masturbarlo, sucesos que se extendieron hasta que cumplió 17 o 18 años.

 

Ahora, los magistrados deberán resolver el acuerdo dentro de los próximos diez días hábiles.

 

Comentá vos tambien...