SAN LUIS - Jueves 18 de Agosto de 2022

SAN LUIS - Jueves 18 de Agosto de 2022

EN VIVO

Ponerse la camiseta con un equipo que pisa fuerte

Logró, junto a sus compañeras, que la institución renaciera desde las cenizas. Siempre supo que el trabajo colectivo sería el puntapié inicial para salir adelante y hasta el momento lo sostiene con total integridad y empatía.

Por redacción
| 31 de julio de 2022
Orgullosa. Laura es la presidenta del club EFI Juniors que encontró en malas condiciones y sacó adelante junto con la comisión que la acompaña. Fotos: Héctor Portela

Fue noticia cuando presentó su candidatura el año pasado para ser presidenta de la Liga Sanluiseña de Fútbol. Laura Sánchez fue la primera en hacerlo después de cien años y no le tembló el pulso para enfrentar a los hombres que reunían otros privilegios. Laura no ganó. Los resultados fueron otros, pero siguió en la lucha y no se rindió. Para ella, la noticia más importante fue el cargo que obtuvo como presidenta en el club EFI Juniors en 2019 donde demostró, durante el tiempo que lleva al mando, que cuenta con la eficacia y la responsabilidad de ponerse al hombro cualquier tarea que tenga que ver con el fútbol local, principalmente si está rodeada de buenas mujeres que le siguen los pasos.

 

El azul, el blanco y el rojo son los colores del club que eligió para que su hijo Matías vistiera hace siete años cuando decidió llevarlo para que juegue en el equipo. Con el paso del tiempo, ella también tiñó su corazón de "Tricolor" y no fue de casualidad.

 

Las cosas no iban bien en la EFI cuando Laura llegó junto a su hijo. Las irregularidades eran cosa de todos los días; los niños, niñas y adolescentes que asistían a los entrenamientos no contaban con un espacio adecuado para hacerlo. Nada estaba en su debido orden y eso inquietó a un grupo de familias que comenzó a investigar lo que sucedía dentro de la institución. Entre ellos, Laura.

 

"Vivíamos situaciones que no eran normales. Pedimos la intervención del club y llegó José Latini, el interventor, para quedarse a cargo. Estuvimos un año ayudándolo para acomodar y sacar adelante a la EFI hasta que nos pidió que armemos las listas para presentar los nuevos candidatos a presidente", recordó Laura, quien fue impulsada por su pareja, Martín Ferrara, para que ella fuera una de las candidatas. "No estaba segura de hacerlo. Es muy desgastante el trabajo, pero me puse a pensar en que necesitábamos que cambien las cosas de una buena vez por todas y salí a la cancha. Me presenté", agregó la presidenta.

 

Su rol como mujer dentro de un ámbito tan machista como ha sido durante tantos años el fútbol no la asustó. Al contrario, fue un impulso para salir adelante y cuando ganó el cargo decidió que la comisión que la acompañaría estaría integrada solo por mujeres. "Siento que son más responsables y dedicadas. Honestas y valientes que saben lo que quieren y que principalmente se involucran porque dentro del club están sus hijos. Como madres que buscan lo mejor para ellos, era necesario pensar que podían ayudarme. Así las busqué, las entusiasmé y comenzamos a trabajar en conjunto. Algunas se fueron por falta de tiempo, pero jamás por falta de entusiasmo. Siempre estuvieron atentas a que todo saliera tal como lo planeamos", expresó Laura, quien comenzó a trabajar con más de 17 mujeres en 2019 y actualmente cuenta con ocho que la ayudan en las tareas del club.

 

8 mujeres integran la comisión directiva del club EFI Juniors y acompañan a Laura Sánchez en las tareas que se requieren para mantener el orden dentro de la institución.

La comisión directiva del EFI Juniors está conformada, además de Laura, por  Gabriela Leguizamón en la vicepresidencia; como secretaria Andrea Morán, la tesorera es Laura Navarro junto con la protesorera Marcela Ciocopoolo. Las vocales son Nadia Prado, Natalia Aguilera, Cristina Albornoz y Patricia García.

 

"Fui casa por casa a buscarlas. Les conté qué estaba planificando, el interés que necesitaba para el club y comenzamos. Hoy cada una cuenta con su propio rol y trabajamos de manera colectiva para sacar adelante el club de nuestros amores", expresó Laura, quien tiene a Ferrara en la coordinación general.

 

El trabajo de la presidenta y su comisión directiva creció en los últimos años de gestión. "Encontramos un club abandonado. Primero nos dedicamos a regular todo lo que vimos que no estaba del todo legal y luego pusimos manos a la obra en mejorar las instalaciones donde conviven y entrenan nuestros niños y jugadores, porque ellos se merecen un espacio íntegro para expresarse. En la actualidad cada plata que se invierte la destinamos para cambiar puertas, mejorar las tribunas, los vestuarios y pensamos en todo lo que necesitan para su comodidad. Sentimos que logramos hacer un trabajo excepcional y estamos orgullosas", contó.

 

“Los logros dentro del club son sostenidos por el trabajo en equipo que vemos en la comisión que me acompaña", Laura Sánchez.

Los logros comenzaron a llegar para el equipo de la EFI. Torneos ganados, reconocimientos y jugadores que firmaron contratos con clubes reconocidos y que apuestan a un futuro prometedor.

 

"Mientras ellos brillan, nosotras quedamos en nuestro club logrando que vuelvan y encuentren un lugar deseado. Sabemos que el trabajo colectivo que venimos realizando hace tres años sirve para algo. Todo lo que se hace en conjunto y con plena sinceridad vale la pena. Costó que las mujeres se involucraran porque todas son madres, trabajadoras y cuentan con sus propios desafíos diarios, pero me da mucho orgullo saber que salimos adelante todas juntas por el bien de nuestra institución", expresó la presidenta y agregó que el club pasó de tener 28 niños matriculados a contar con 400 que eligen cada día formarse dentro de la EFI.

 

Como el club está ubicado en una zona rodeada de barrios de la periferia, Sánchez expresó que entre los planes importantes que pensaron para la EFI tienen prioridad los relacionados con lo social. Durante la pandemia, cuando las puertas del club se cerraron y los entrenamientos cesaron, las mujeres salieron a recorrer las calles para entregarles a las familias del club bolsones de mercadería para que pasen un mejor aislamiento sin sufrir tantas necesidades.

 

"Sabemos que dentro de nuestros barrios las familias no cuentan con demasiados recursos, entonces demostramos que el club está presente para ayudarlos y salir adelante. Muchas de nuestras mujeres que están dentro de la comisión saben lo que es la lucha diaria de llevar el pan a casa. Es lo que nos diferencia de otras comisiones, nosotras vivimos y sabemos lo que es acompañar a nuestros hijos. Entonces queremos que el presente de nuestros jugadores sea lo mejor posible para que puedan rendir dentro de la cancha. Estamos dispuestas a entregar lo mejor de nosotras para que puedan salir adelante. Además contamos con becas, convenios y actividades para contener a los niños y niñas que asisten a diario", contó la presidenta que cuenta dentro del club con otros deportes además del fútbol como el hockey femenino.

 

Como mujer y mamá, Laura siente que estar al mando de un club como lo está ella es un desafío constante. La lucha es diaria y supo prevalecer, principalmente, por la insistencia que día a día mantuvo para conseguir lo que quiso para mantener en orden al club.

 

"Cuando ingresé como presidenta me encontré con muchas faltas, muchas miradas prejuiciosas, pero también gente que me apoyó y contuvo porque no era tan fácil como se veía de afuera. Lo que me movió principalmente fue ver que el club donde entrenaba mi hijo tenía que ser el mejor. Siento que lo logramos porque en estos momentos la EFI Juniors está posicionada como uno de los clubes más importantes de la provincia y con logros obtenidos en todas las categorías", explicó.

 

El último de ellos fue el pasado 18 de julio cuando la EFI gritó campeón por primera vez en la máxima división del fútbol puntano. Para Sánchez, cada logro del "Tricolor" es un objetivo cumplido y en cada uno de ellos, además del talento deportivo de los jugadores y su director técnico, se nota el trabajo y la paciencia de las mujeres que integran la comisión junto a ella y están en cada detalle. Desde cortar una entrada hasta manejar las cuestiones legales con transparencia.

 

"Mi agradecimiento será eterno para las mujeres que hoy me acompañan en esta noble tarea. Son ellas las protagonistas de cada historia que pasa por la EFI. El trabajo en equipo es lo que importa dentro de las instalaciones y nada sería posible sin su dedicación", concluyó.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...