10°SAN LUIS - Jueves 18 de Agosto de 2022

10°SAN LUIS - Jueves 18 de Agosto de 2022

EN VIVO

Por la llegada del frío, los gasistas tienen gran demanda

Los matriculados afirman que el trabajo aumentó durante el último mes. Realizan el mantenimiento general de los calefactores, lo que puede costar hasta $3.500.

Por redacción
| 05 de mayo de 2022
Revisión. El precio de la limpieza de los artefactos parte de los $2.000 y puede llegar a costar hasta $3.500.

Llegaron los primeros fríos y los gasistas comenzaron a tener una gran demanda para hacer el mantenimiento de calefactores. Los trabajadores recomiendan hacer la limpieza de los equipos una vez al año y el precio del servicio puede costar hasta $3.500, un valor que se duplicó a comparación del año pasado.

 

El Diario consultó con varios matriculados. Entre ellos, Enrique Sepúlveda comentó que desde abril son muchas las personas que empezaron a contactarlo para que chequee el estado de los artefactos en sus viviendas.

 

“Hay que sacar todo, limpiarlo y ver que esté en condiciones, que esté quemando bien y que siempre tenga la llama azul. Si es tiro balanceado, hay que ver que tenga bien las salidas y que no estén los caños deteriorados. Por uno va el monóxido y el otro es del oxígeno, sobre todo con este último que se arruina más rápido y por ahí, como no se ve, hay muchos que no le prestan atención”, detalló.

 

Asimismo, contó que la revisión en su caso ronda entre los $2.500 y los $3.000, dependiendo el equipo que sea. “En los últimos años se ha tomado más conciencia sobre los cuidados, porque antes teníamos menos trabajo de este tipo y se difunde bastante cómo estar a salvo del monóxido, sobre todo con las estufas que no tienen salida. Otro punto importante son las rejillas de ventilación; siempre nos fijamos que queden bien limpias”, dijo.

 

Mauro Díaz, otro de los gasistas, explicó que al igual que sus colegas, si en un hogar tienen varios aparatos, el importe se reduce para que el cliente pueda costearlo.

 

“Hacemos precio y redondeamos para alivianarle el bolsillo a la gente. Recomendamos que los limpien cuando esté terminando el otoño, porque quizás después hay vientos y se vuelven a ensuciar. Sin embargo, arrancan los fríos y nos empiezan a llamar y nosotros colapsamos”, aseguró.

 

El costo puede variar si el calefactor tiene algún daño o es necesario reemplazar algún repuesto. “Si se puede, los desarmo completos para que queden como nuevos, pero hay algunos que vienen blindados y no se pueden abrir. En ese caso vemos el piloto y lo que está en el exterior. Lo que sucede es que se usa tres meses o cuatro de acuerdo a las temperaturas y después se apaga”, señaló.

 

Jorge Machler, otro de los matriculados consultados, coincidió en que en esta época, que empieza a descender la temperatura, crece la demanda y cada uno generalmente ya tiene sus clientes fijos. “Por mi trabajo estoy cobrando $2.000 por los artefactos que no cuentan con salida y de $2.500 a $3.500 los que sí tienen. Ya si son de 6.000 calorías es otro el valor, pero en general nunca subo mucho los costos”, sostuvo.

 

El hombre indicó que el precio se duplicó, ya que el año pasado el servicio por unidad rondaba los $1.500.

 

Redacción/ALG

 

Comentá vos tambien...