SAN LUIS - Martes 17 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Martes 17 de Mayo de 2022

EN VIVO

Lafinur todavía vive en La Carolina, pasen a visitarlo

Carta manuscrita de Lafinur para su esposa Eulogia. Un recuerdo que se puede conocer en el Museo de La Carolina. Foto:El Diario

Vivir la experiencia de recorrer el Museo de la Poesía Manuscrita “Juan Crisóstomo Lafinur” en el pueblo de La Carolina es un paseo que ningún sanluiseño debería perderse. Visitar un fin de semana ese complejo histórico y cultural es una gran oportunidad para sentir de cerca la presencia de ese educador y pensador nacido en ese mismo lugar el 27 de enero de 1797, donde todavía se conserva parte de su casa natal y además descansan sus restos mortales.

 

La aventura comienza cuando uno ingresa al museo propiamente dicho, donde Sara Funez Amaya espera con ansias a los visitantes para contarles con pasión y detalle la corta, pero intensa vida y obra de Lafinur. El relato de Sara hace que uno quiera saber algo más y ella no defrauda, siempre tiene un dato, una anécdota o una versión “no oficial” de la historia que hace fascinante ese paseo por los manuscritos y la obra literaria de Lafinur.

 

Pero lo que realmente hace sentir al visitante que ha conocido al hombre de las ideas es el segundo viaje que le proponen al ingresar al Centro de Interpretación Audiovisual. Además de encontrarse con los elementos que él utilizaba, se puede entrar, por un momento, en la historia viva de Lafinur: es cuando proyectan un video donde el actor Rodrigo Aragón lo interpreta.

 

Su trabajo ha sido tan meticuloso que uno cree estar viendo y escuchando al propio personaje: sobre todo cuando se presenta ante sus interlocutores desde la pintura del Congreso de Tucumán.

 

Pero la estadía en ese lugar —que uno cree que con media hora alcanza— se extiende hasta dos horas largas porque la amabilidad y cordialidad del resto del equipo que trabaja los fines de semana en ese lugar hacen que el turista se quede leyendo alguno de los tantos libros que ofrece la biblioteca y tomando unos mates al sol otoñal en la terraza que une el museo, el Centro de Interpretación y las ruinas de piedra de la casa de la familia Lafinur.

 

Ese equipo de trabajo que integran además Patricia Becerra, Silvana Mazzuco, Juan Olguín Cáceres, Iris Domínguez y María Pérez recibe los saludos y el agradecimiento de cada uno de los que pasan por allí cada fin de semana, porque nadie sospecha lo que va a encontrar cuando cruza la entrada al predio.

 

Sin embargo, esto no es lo único que ofrece La Carolina para quien quiere descubrirla, o como muchos puntanos vuelven a reencontrarla. Sus callecitas empedradas, el río dorado que acompaña la caminata, el museo El Cóndor donde pueden conocerse todos los minerales que guarda el subsuelo de ese lugar y los restos de aquellas herramientas que utilizaron aquellos 3.000 mineros que trabajaron allí hasta 1810.

 

Comer en algunos de sus bodegones o dejarse llevar por el silencio y los murales que guarda la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen son otros dos pasos obligados; igual que sacarse una foto junto a la estatua del minero que recuerda a don Victorio Miranda. Y por supuesto hacer la visita a la mina que aún se mantiene estoica al pie del cerro Tomolasta, que todavía regala fuertes emociones.

 

Comentá vos tambien...

Más Noticias