11°SAN LUIS - Jueves 30 de Junio de 2022

11°SAN LUIS - Jueves 30 de Junio de 2022

EN VIVO

Advierten que hay más casos del síndrome mano-pie-boca

Si bien sus síntomas de ampollas y fiebre son leves, recomiendan el aislamiento y el reposo de los más pequeños.

Por redacción
| 16 de mayo de 2022
Enfermedad. Señalaron que esta dolencia se manifiesta por lo general de forma leve y que los brotes se registran principalmente durante el otoño. Foto: Shutterstock.

Con la reducción de casos de coronavirus y la vuelta a un mayor movimiento social, algunos virus que no tuvieron presencia por dos años vuelven a aparecer. Es el caso del síndrome mano-pie-boca, según marcaron profesionales médicos de la ciudad en coincidencia con estudios recientes del Programa Epidemiología de la Provincia. Si bien se trata de una enfermedad leve que suele afectar a niños y niñas en edad preescolar, caracterizada por ampollas en la boca, los pies y manos y cuadros febriles, es bastante contagiosa, por lo que recomiendan el reposo y el aislamiento de los pequeños.

 

Producido por varios virus, al síndrome suele identificárselo con el Coxsackie, detalló el médico epidemiólogo Cristian Cano. "En la mayoría de los casos es una enfermedad autolimitada (que resuelve el propio organismo), benigna y que no genera mayores complicaciones, pero sí es bastante contagiosa. Por eso se dan brotes estacionales en determinadas épocas del año, generalmente en otoño, entrando en invierno", detalló el especialista.

 

 

Ante la presencia de un brote, actuamos dando las recomendaciones del caso, ya sea en un jardín de infantes, una escuela o una guardería". Rodrigo Verdugo, jefe del Programa Epidemiología de San Luis.

 

 

Cano dijo que los síntomas pueden durar de 5 a 7 días, hasta que desaparecen las ampollas. Aclaró que no hay que medicar con antibióticos, ya que estos no actúan contra los virus, sino que solo reposo y aislamiento. Para descartar que se trate de otro padecimiento, remarcó que los padres deben consultar con el médico de cabecera.

 

"No se trata en sí, se hace tratamiento de sostén para la enfermedad. Se baja la fiebre del paciente, se lo mantiene bien hidratado, con bebidas bien frías, porque en la boca si le das bebida caliente le duele. Hay que darle papilla fría y evitar lo salado, lo ácido y caliente", describió el médico pediatra Ricardo Castellani.

 

"Es recomendado el aislamiento porque es una enfermedad que se transmite por contacto. Hay que aislar al niño hasta que se vayan las ampollas, porque mientras haya ampollas hay contagio", detalló el pediatra, quien también advirtió que si bien el virus más frecuente es el Coxsackie, hay otros tipos que también se transmiten por vía fecal y oral.

 

"Es una lesión ampollar, son todas más o menos parecidas, pero si tuviera que describir alguna característica de este síndrome es que algunas ampollas son ovaladas, no tan circulares", dijo el médico, consultado sobre cómo diferenciar las ampollas de otros padecimientos como la varicela.

 

Con la mayor presencia de contagios, Castellani incluso detectó el caso de una madre que atravesó síntomas junto a su hijo. "En general siempre se dan pequeños brotes epidémicos, nunca hacen una epidemia muy grande, pero sí estamos viendo el síndrome en adultos, lo que no es frecuente", detalló.

 

"Esto es todo en el terreno de lo hipotético, pero lo que se está viendo es que nosotros estuvimos dos años con medidas muy restrictivas y de cuidado con respecto a COVID-19: aislamiento, lavado frecuente de las manos y uso de tapabocas. Entonces los niños, sobre todo los más chiquitos, no estuvieron expuestos a virus", argumentó Cano.

 

 

En la mayoría de los casos es una enfermedad benigna y no genera mayores complicaciones, pero sí es bastante contagiosa". Cristian Cano, médico epidemiólogo.

 

 

"Puede haber una percepción de un aumento de casos por parte de los pediatras porque estuvimos aislados por dos años y había menos transmisión de todas las enfermedades. Hoy, que hay mayor circulación de la población, mayor contacto de los niños que no han sufrido enfermedades con otros niños, existe la posibilidad de que se produzcan estas transmisiones", coincidió el jefe del Programa Epidemiología del Ministerio de Salud, Rodrigo Verdugo.

 

"Hemos estado observando casos del síndrome, de hecho se han realizado búsquedas de agente etiológico y se han enviado muestras al Instituto Malbrán. Estamos frente al Coxsackie, que es el causante del síndrome; se confirmó por laboratorio", detalló Verdugo.

 

"Hemos observado casos, pero como no es de vigilancia, de notificación obligatoria, no podemos hacer una comparativa con años previos. Ante la presencia de un brote, nosotros actuamos dando las recomendaciones del caso, ya sea un jardín de infantes, una escuela o una guardería, dando medidas de prevención, de detección del caso y demás", aclaró el funcionario.

 

MM

 

Comentá vos tambien...