21°SAN LUIS - Miércoles 29 de Junio de 2022

21°SAN LUIS - Miércoles 29 de Junio de 2022

EN VIVO

El calentamiento global persiste y crece

Por redacción
| 12 de mayo de 2022

El calentamiento de la Tierra continúa y existe un 93% de probabilidades de que uno de los años entre 2022 y 2026 pueda convertirse en el más cálido jamás registrado, de acuerdo a la Organización Meteorológica Mundial (OMM).

 

Mientras no cesen las emisiones de gases de efecto invernadero, las temperaturas seguirán aumentando. En paralelo, los océanos seguirán calentándose y volviéndose más ácidos, el hielo marino y los glaciares seguirán derritiéndose, el nivel del mar seguirá subiendo y las condiciones meteorológicas serán cada vez más extremas.

 

Según el estudio, hay 50% de probabilidades de que, por lo menos en uno de los próximos cinco años, la temperatura media anual del planeta supere transitoriamente en 1,5 grado centígrado los niveles preindustriales, el límite inferior del Acuerdo de París sobre el cambio climático.

 

Ese acuerdo de 2015 comprometió a casi la totalidad de los países a trabajar para limitar las emisiones de gases que calientan la atmósfera, y que así la temperatura global no supere 1,5 grado centígrado sobre los niveles de la era preindustrial (antes de 1900) hacia el año 2050, ni más de dos grados a finales de siglo.

 

Las probabilidades de que el calentamiento global superara la marca de 1,5 grado eran casi nulas en 2015, pero desde entonces no han dejado de aumentar. Para el período comprendido entre 2017 y 2021 fueron calculadas en 10%, mientras que para el período de 2022 a 2026 ese porcentaje llega hasta casi 50%.

 

Este umbral de 1,5 ºC no es una cifra aleatoria, sino que indica el punto en el que los efectos del clima serán cada vez más perjudiciales no solo para las personas, sino para todo el planeta.

 

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), un calentamiento global de 1,5 grado centígrado agravará los riesgos relacionados con el clima a los que están actualmente expuestos los sistemas naturales y humanos.

 

La OMM también señaló que hay 93% de probabilidades de que al menos uno de los años del período comprendido entre 2022 y 2026 se convierta en el más cálido jamás registrado y desbanque del primer puesto a 2016, cuando la temperatura media del planeta se elevó 1,2 grado centígrado sobre los niveles preindustriales.

 

En 2021, la temperatura media mundial alcanzó 1,1 grado centígrado por encima de los niveles preindustriales de referencia.

 

Los episodios consecutivos de La Niña de principios y finales de 2021 conllevaron una reducción de las temperaturas mundiales, pero ese efecto de enfriamiento es solo provisional y no invierte la tendencia de calentamiento global a largo plazo.

 

La Niña es un fenómeno climático caracterizado por un régimen de vientos alisios fuertes desde el oeste del océano Pacífico, debido a lo cual las temperaturas ecuatoriales disminuyen.

 

Pero de instaurarse un episodio de El Niño (fenómeno opuesto a La Niña) provocaría un repunte inmediato de las temperaturas, como ya ocurrió en 2016.

 

También es muy evidente que el calentamiento es desmesuradamente más acusado en el Ártico y lo que ocurre en esa región afecta a todo el planeta.

 

En comparación con la media de 1991 a 2020, la anomalía de temperatura en el Ártico puede ser más del triple que la anomalía media mundial.

 

El reporte de la OMM además prevé para 2022 una mayor probabilidad de condiciones más secas en el suroeste de Europa y el suroeste de América del Norte, y una mayor pluviosidad en el norte de Europa, el Sahel (franja semiárida que atraviesa el centro-norte de África), el noreste de Brasil y Australia.

 

Para el período de noviembre a marzo entre 2022-2023 y 2026-2027 habrá más lluvias en los trópicos y una reducción en las zonas subtropicales, condiciones congruentes con los efectos previstos del calentamiento del clima.

 

El calentamiento global persiste y crece.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...