21°SAN LUIS - Miércoles 29 de Junio de 2022

21°SAN LUIS - Miércoles 29 de Junio de 2022

EN VIVO

Histórica victoria del nacionalismo irlandés

Por redacción
| 10 de mayo de 2022

El partido nacionalista Sinn Féin logró la primera victoria electoral de su historia en los comicios celebrados en Irlanda del Norte al obtener el mayor número de bancas de la Asamblea (Parlamento).

 

Tras el escrutinio de casi la totalidad de los votos, el partido que nació como brazo político del Ejército Republicano Irlandés (IRA) se aseguró 27 de las 90 bancas del Legislativo, mientras que el Partido Demócrata Unionista (PUD) obtuvo 25.

 

Con este resultado, Sinn Féin obtuvo el derecho de nombrar al primer ministro en Belfast por primera vez desde la fundación de Irlanda del Norte como estado de mayoría protestante en 1921.

 

El Sinn Féin aspira a la unidad de Irlanda y desde hace mucho tiempo está vinculado con el IRA.

 

Pero el partido optó en esta campaña por dejar de lado la unificación para concentrarse en problemas inmediatos, como el aumento vertiginoso del costo de la vida.

 

“Hoy comienza una nueva era”, dijo la vicepresidenta del Sinn Féin, Michelle O’Neill, antes de conocerse el resultado final.

 

“Independientemente de los orígenes religiosos, políticos o sociales, mi compromiso es hacer que la política funcione”, expresó la dirigente.

 

“Mi compromiso es trabajar a través de la asociación, no de la división”, aseguró O’Neill, quien tiene grandes chances de ser la primera nacionalista en ocupar el cargo de primer ministro.

 

Pero no ha sido el único impacto en las elecciones: el Partido Alianza, del centro, que no está identificado como nacionalista ni como unionista, tuvo un importante de-sempeño electoral y todo indica que será el otro ganador de las elecciones. Hasta el momento, tienen 10 escaños.

 

Los partidos unionistas, proclives a seguir unidos al Reino Unido, habían logrado permanecer en el poder desde que en 1921 nació Irlanda del Norte como un estado con mayoría protestante.

 

La victoria del Sinn Féin marca un cambio histórico que muestra el menguante apoyo a los partidos unionistas, pero el futuro desarrollo de los acontecimientos, por el momento, es una incógnita.

 

Bajo un sistema obligatorio de poder compartido, creado por el acuerdo de paz de 1998 que puso fin a décadas de conflicto entre católicos y protestantes, los puestos de primer ministro y viceprimer ministro están divididos entre el partido unionista más grande y el partido nacionalista más grande.

 

El DUP, que reconoció la victoria del Sinn Féin, será la segunda fuerza política, aunque el recuento final en el complejo sistema electoral norirlandés determinará cuántos escaños pierde.

 

“Los líderes del partido se reunirán. Discutiremos los próximos pasos en este proceso para ver cómo podemos presionar de la forma más efectiva para lograr los objetivos que necesitamos, una Irlanda del Norte estable, una economía estable y nuestras instituciones políticas en funcionamiento, siempre que se trate el protocolo (del Brexit)”, expresó el líder del Partido Unionista Democrático (DUP), Jeffrey Donaldson.

 

Los problemas en la aplicación del protocolo del Brexit en la región, tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE), provocaron una larga parálisis institucional en Irlanda del Norte.

 

Y es precisamente a causa del Brexit, de la gestión de la pandemia de COVID-19 y de la precarización de la economía el escenario que permitió este resultado histórico.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...