18°SAN LUIS - Jueves 30 de Mayo de 2024

18°SAN LUIS - Jueves 30 de Mayo de 2024

EN VIVO

Lo condenaron a 3 años de prisión en suspenso por un accidente fatal

En un juicio abreviado, el acusado reconoció y aceptó la responsabilidad de manejar ebrio el coche que chocó y causó la muerte.

Por redacción
| 09 de diciembre de 2022
Acuerdo. El fiscal Ernesto Lutens acordó con la defensa la pena a cumplir. Foto: Poder Judicial.

A poco más de nueve años del accidente que se cobró la vida de Alejandro Sebastián Lucena, el conductor del auto en el que viajaba fue condenado. No fue a través de un debate oral común en el que los plazos se habrían hecho más extensos, sino mediante un juicio abreviado, en el que el acusado, Mario Jofré, reconoció y aceptó la responsabilidad de manejar ebrio el coche, que chocó y le causó la muerte a su acompañante. A cambio de admitir eso, el fiscal y su abogado acordaron una pena de tres años de prisión en suspenso y seis años de inhabilitación para conducir, acuerdo que fue aceptado por el tribunal.

 

El fiscal Ernesto Lutens manifestó que "el hecho encuadra a Mario Jofré como autor del delito de homicidio culposo". Señaló como atenuantes la falta de antecedentes penales y como agravantes, el consumo de alcohol previo al momento del siniestro.

 

El accidente ocurrió el 24 de septiembre de 2013, cerca de las 20:30, unos tres kilómetros al oeste de la rotonda de la calle Chacabuco y la ruta provincial 2B, por el acceso al dique Vulpiani, que pasa frente a la planta potabilizadora.

 

La víctima, de 33 años, iba en el asiento trasero. Analía Aguodo, la pareja del acusado, viajaba en la butaca del acompañante.

 

El Fiat circulaba hacia el este y, en un momento, salió del camino, descendió por el declive y chocó contra un árbol. Lo que hizo que el vehículo diera tumbos y quedara con el techo apoyado en la tierra y con la parte trasera colgando sobre el agua del canal que hay allí.

 

Jofré y Aguodo salieron del rodado por sus medios y llamaron al 911 para pedir auxilio, pero la Policía no podía hallar el auto.

 

Entonces pidieron colaboración a los bomberos voluntarios de “El Fortín”, para que iluminaran la zona y continuaron con la búsqueda de Lucena, ya que no estaba en el auto.

 

Luego de sumergirse en el agua en varias oportunidades, lo hallaron a unos tres metros del coche. Había muerto ahogado.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo