26°SAN LUIS - Martes 06 de Diciembre de 2022

26°SAN LUIS - Martes 06 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Policía sindicada por asociación ilícita dijo que era una "perejil"

Dio a entender que presintió que Alejandra Espinosa y María Vásquez quisieron usarla de coartada.

Por redacción
| 11 de septiembre de 2021
Escapó de la prensa. Ayer Rodríguez evadió los flashes de El Diario. Foto: Luciana Iglesias.

De las dos indagatorias previstas para este viernes, en la investigación por la desaparición de Abel "Pochi" Ortiz, solo realizaron una. La audiencia de María Vásquez fue suspendida por un planteo de nulidad presentado ante una Cámara Penal por su abogado, el defensor oficial Hernán Herrera. Pero la indagatoria de Marcela Rodríguez sí tuvo lugar y la mujer policía declaró. De entrada, negó cualquier participación en una asociación ilícita conformada por la peluquera Alejandra Espinosa, María Vásquez y el excomisario Marcelo Acevedo. Dijo que, pese a ser miembro de la fuerza, jamás trabajó con quien alguna vez fue el jefe de la Comisaría 9ª y admitió que tuvo trato con ellas, pero que jamás fueron amigas y, de alguna manera, dejó entrever que presintió que ellas intentaron usarla como coartada, involucrarla en algo que jamás imaginó que se trataría de un delito, porque la noche que desapareció Ortiz no pararon de llamarla por teléfono para invitarla a cenar. "Yo soy una perejil", afirmó.

 

La audiencia de Rodríguez empezó alrededor de las 10:30 y terminó tres horas después. La mujer comenzó contando que hace unos 16 años trabaja en la Policía, pero que durante ese tiempo sus labores se han circunscripto a tareas de oficina, que nunca formó parte de la brigada de calle de ninguna dependencia policial, por ejemplo, y por lo tanto jamás hizo trabajo investigativo o procedimientos policiales de ese tipo. Aseguró que tampoco se desempeñó en la Comisaría 9ª, así que nunca estuvo bajo las órdenes de Acevedo ni trabajó con él, comentó su abogado Gustavo Correa.

 

Asimismo, describió al excomisario. Señaló que era un hombre recio, resguardado. "Dijo que nunca había trabajado con él y, por otro lado, lo describió como solo una persona que lo conoce puede hacerlo", remarcó Florencia Ochoa, la abogada de los Ortiz, para quien las contradicciones en la declaración de Rodríguez fueron más que evidentes.

 

Contó que conoció a la peluquera a principios de 2014, cuando la hija de Espinosa asentó una solicitud de búsqueda de paradero de su madre. La mujer fue hallada a orillas de una ruta, cerca de Juan Jorba. Rodríguez narró que, por orden de un superior, fue a buscarla y que cuando estaban en la patrulla, la otra imputada le contó que era amiga de Acevedo.

 

Para entender de Ochoa, esos comentarios solo complican más al resto de los sospechosos, pues confirman que entre ellos hubo una conexión. "En esa desesperación por querer despegarse de la causa se embarró más y terminó comprometiendo aún más a los otros imputados y a otras personas", interpretó la letrada.

 

A partir de ese momento mantuvo una "relación de conocida" con la peluquera, a quien de vez en cuando le vendía ropa. Un día, cuando estaba en lo de la ex de Abel, Espinosa le presentó a su amiga Vásquez.

 

Afirmó que la noche que desapareció el joven, el 16 de septiembre de 2014, las otras dos sospechosas la llamaron insistentemente para que fuera a lo de la ex de Ortiz para comer unas pizzas. "Dijo que nunca se imaginó que esas mujeres iban a terminar siendo unas delincuentes y que la iban a involucrar en todo esto. Eso lo repitió varias veces", remarcó Ochoa, para quien Rodríguez se mostró muy nerviosa y eufórica durante toda la audiencia.

 

Respecto a los otros delitos que el juez Leandro Estrada entiende que cometió con dicha asociación ilícita, la mujer negó cualquier participación en la instrucción de tales causas, entre ellas, una por robo, otra por lesiones, abuso de arma de fuego y resistencia a la autoridad, comentó su defensor.

 

Comentá vos tambien...