33°SAN LUIS - Sabado 03 de Diciembre de 2022

33°SAN LUIS - Sabado 03 de Diciembre de 2022

EN VIVO

Enviaron a la cárcel al acusado de matar a un albañil con una escopeta

Franco Herrera fue procesado con prisión preventiva por la muerte de Juan Carlos Avaca, el pasado 11 de diciembre en el barrio 140 Viviendas de San Luis. Está acusado por "Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego".

Por redacción
| 23 de diciembre de 2019
Foto: Martín Gómez. Video: Marina Balbo.

Al mediodía de este lunes, el juez Penal 2, Ariel Parrillis, procesó con prisión preventiva a Franco Herrera, el joven de 24 años que mató de un disparo a Juan Carlos Avaca, en el barrio 140 Viviendas de San Luis el 11 de diciembre pasado.

 

El asesinato ocurrió en la vereda de la casa del padre de Herrera, cuando la víctima había ido a cobrar un dinero que le debían por un trabajo de albañilería que habría realizado en ese domicilio.

 

Parrillis lo presume autor del delito de "Homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego", tras haber corroborado que el día de los hechos los mismos se encontraban en ese domicilio y, en el contexto de una posible discusión, Herrera le habría propinado un disparo con arma de fuego, que luego fue hallada en el mismo domicilio.

 

El juez detalló que se trataba de una escopeta de doble caño largo, con municiones de cartucho con perdigones, que es lo que fue encontrado en las heridas de la víctima al realizarle la autopsia.

 

Además, entre los elementos de prueba que destacó Parrillis para llegar al procesamiento, mencionó que se pudo determinar que Avaca había ido con su mujer y un remisero al domicilio, a los fines de realizar el cobro.

 

“Avaca se bajó del auto y se dirigió hasta el domicilio de Herrera y los testigos presenciales, que eran la esposa y el remisero que se encontraban estacionados metros más adelante, lograron divisar que se dio una discusión ante la que escuchan un disparo. Cuando bajó la mujer del auto a ver lo sucedido, encontró a Herrera con un arma de fuego, al tiempo que le hizo seña que se retire mientras ve a su marido herido, agarrándose el pecho y yendo al taxi”, describió Parrillis.  

 

Luego, también como pruebas, contó que en el relevamiento de los hechos en el lugar, encontraron manchas hemáticas, los perdigones, un sector de ladrillos donde impactaron y en un allanamiento en el domicilio hallaron lo más importante que es el arma desde la que se realizó el disparo.

 

 Este domingo, en contacto con El Diario, la defensa de Franco Herrera habían manifestado que apuntarían a probar que actuó en legítima defensa.

 

Según uno de los abogados, Avaca iba a buscar al padre de Herrera y posiblemente creyó que este hombre, que tiene una discapacidad, estaba solo, pero se encontró con que allí también estaba Franco y un amigo, tomando mate. Al ver el modo en el que irrumpió en el domicilio, Franco Herrera empezó una discusión con Avaca, que mutó a una pelea y que terminó cuando el joven gatilló en la vereda una escopeta calibre 16.

 

“Mi defendido, al ver la reacción vehemente, con una fuerza terrible por parte de Avaca, trató de repeler esa situación. Discutieron y pasó esto. No fue su intención matarlo, simplemente lo quiso asustar. De forma inconsciente disparó el arma y los proyectiles alcanzaron al hombre”, resumió el abogado.

 

Comentá vos tambien...