33°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

33°SAN LUIS - Lunes 26 de Febrero de 2024

EN VIVO

Una clave en las economías latinoamericanas

Por redacción
| 21 de noviembre de 2023

La región de América Latina y el Caribe recibirá este año, en remesas de sus migrantes, la cifra récord de 155.000 millones de dólares, de acuerdo a un reporte del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

 

Es un aumento del 9,5% con respecto a los 142.000 millones de dólares recibidos por la región y completa 15 años consecutivos de crecimiento, con una media del 10% de incremento anual en los últimos 10 años, precisó el BID.

 

Para el ente multilateral “el crecimiento sostenido de las remesas refleja nuevos flujos migratorios intrarregionales y el aporte que los migrantes hacen a sus países de origen”.

 

El incremento fue moderado entre 2017 y 2019, pero durante la pandemia de COVID-19 se disparó y fue extraordinario en 2021, cuando creció hasta el 26,7%.

 

Este 2023 el incremento es explicado principalmente por el crecimiento de las remesas recibidas por los países de América Central (13,2%), México (9,8%) y América del Sur (7,9%).

 

En el caso de los países del Caribe, el crecimiento en 2023 es más moderado (2,6%).

 

México es de lejos el mayor receptor regional de las remesas estimadas para este año, con 64.247 millones de dólares, seguido de Guatemala (19.982 millones), Colombia (10.202 millones) y República Dominicana con 10.125 millones de dólares.

 

Tras ellos están Honduras con 9.369 millones de dólares, El Salvador (8.198 millones), Ecuador (5.315 millones), Nicaragua (5.127 millones), Brasil (4.304 millones), Perú (4.241 millones), Haití (4.165 millones), Jamaica (3.558 millones), Bolivia (1.586 millones) y Argentina, con 1.500 millones de dólares.

 

Los restantes países recibirán cantidades menores. El BID basó su reporte en informes de los respectivos bancos centrales y no entregó cifras sobre Venezuela, donde firmas privadas de economistas estiman que este año podrían llegar unos 2.500 millones de dólares en remesas.

 

Para el BID, el monto estimado para el año refleja el aumento de los ingresos de los migrantes, quienes mejoraron sus tasas de empleo, así como el avance del proceso migratorio en períodos anteriores, lo que permitió incrementar los flujos de remesas que reciben las familias en los países de origen.

 

El incremento ocurre mientras la economía latinoamericana experimenta una desaceleración, con un crecimiento de entre 1,7 y 2,0% según estimados de diversos organismos multilaterales que, por otra parte, coinciden en que esos resultados no contribuyen a la creación de buenos empleos ni a reducir la pobreza.

 

En la región un tercio de la población permanece sumida en la pobreza, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), y las remesas representan un paliativo indispensable para millones de familias.

 

Las remesas son claves para sustentar el consumo en los países receptores y relevantes en aquellos que tienen ingresos per cápita más bajos, como los de América Central y Haití.

 

Estados Unidos, donde viven 23 millones de migrantes latinoamericanos, es el país desde el que parten hacia la región 60% de las remesas, según los datos. Otros grandes emisores son Canadá y España.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Temas de nota:

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo