21°SAN LUIS - Miércoles 29 de Junio de 2022

21°SAN LUIS - Miércoles 29 de Junio de 2022

EN VIVO

El desafío de alimentar a todos en el planeta

Por redacción
| 13 de mayo de 2022

La población mundial está cerca de los 8.000.000.000 de personas, o más del doble de su tamaño al comienzo de la Revolución Verde a mediados de la década de 1960, y nuevamente enfrenta una crisis alimentaria en muchos países y áreas, que puede empeorar en el corto plazo.

 

La crisis alimentaria en decenas de países, principalmente en África y Asia, ocurre en gran medida por las tres "C": conflicto, cambio climático y COVID-19. Y la problemática en Ucrania debido a la invasión militar de Rusia exacerbó aún más esta crisis.

 

Como resultado de este conflicto, un número creciente de gobiernos está erigiendo nuevas barreras para detener las exportaciones de productos alimenticios y otras materias primas importantes en sus fronteras.

 

Esas barreras empeorarán la crisis alimentaria, generando escasez y precios más altos para una variedad de bienes en muchos países con inseguridad alimentaria.

 

En la actualidad, aproximadamente 800 millones de personas, o 10% de la población mundial, padecen hambre. Además, las proyecciones muestran que el mundo no va por buen camino para acabar con el hambre, lograr la seguridad alimentaria, mejorar la nutrición y promover la agricultura sostenible para 2030, es decir, el 2º Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS).

 

El crecimiento futuro de la población mundial, que actualmente aumenta en aproximadamente 80 millones por año, estará concentrado en regiones que contienen la mayoría de los países que padecen hambre, inseguridad alimentaria y desnutrición.

 

Del crecimiento previsto de la población mundial de casi 600 millones durante los próximos ocho años, África, que en gran parte depende de los alimentos importados, representa el 47% de ese crecimiento demográfico, seguida de Asia, con el 43%.

 

Además, los aumentos porcentuales proyectados en las poblaciones de los dieciséis países con inseguridad alimentaria en África están entre los más altos del mundo y muy por encima del promedio mundial. Para 2030, muchas de las poblaciones de esos países africanos aumentarán en no menos del 25%.

 

La población actual de Níger, por ejemplo, aumentará un 34% durante los próximos ocho años, es decir, de 26 a 35 millones. Por el contrario, el aumento proyectado de la población mundial del 7% durante esos ocho años es una fracción de las tasas de los países de África en situación crítica de inseguridad alimentaria.

 

Otro país africano con zona crítica de inseguridad alimentaria cuya población podría duplicarse es la República Democrática del Congo, que aumentará de 95 millones en la actualidad a 195 millones para 2050.

 

También el país africano con la población más grande, Nigeria, aumentará sustancialmente de sus 217 millones actuales a 401 millones para 2050, desplazando así a Estados Unidos como la tercera población más grande del mundo.

 

Fuera de África, otros seis países, muy afectados por los conflictos armados y la violencia, también son considerados críticos para la inseguridad alimentaria: Afganistán, Líbano, Siria y Yemen en Asia, y Haití y Honduras en América Latina y el Caribe.

 

Aproximadamente la mitad de la tierra habitable del planeta se utiliza para la producción de alimentos, lo que representa cerca del 70% del consumo de agua dulce.

 

Esa actividad humana vital tiene consecuencias importantes para el planeta, incluida la contribución a la pérdida de biodiversidad, la contaminación, la deforestación y la degradación del suelo, así como a las emisiones de gases de efecto invernadero.

 

Establecer sistemas alimentarios sustentables y considerar los datos demográficos es esencial para erradicar el hambre y alimentar a toda la población mundial.

 

Temas de nota:

Comentá vos tambien...