SAN LUIS - Martes 17 de Mayo de 2022

SAN LUIS - Martes 17 de Mayo de 2022

EN VIVO

Se agredieron salvajemente pero no quisieron denunciarse

En la Comisaría 2ª ya tienen registros de hechos de violencia anteriores entre la pareja, pero en la madrugada de este jueves pasaron un límite y pudo ser una tragedia.

Por redacción
| 12 de mayo de 2022
El hombre fue agredido por su compañera con una botella rota que le dejó varias escoriaciones. Fotos: Policía de San Luis

En una pelea, dos vecinos del barrio Amppya de la capital se provocaron lesiones mutuas: ella le hizo cortes en brazos, espalda y rostro con el pico de una botella rota y él le dejó golpes y cortes en los antebrazos, al parecer con un arma blanca.

 

El enfrentamiento fue tan feroz que los vecinos pidieron desesperadamente un móvil al 911. Cuando llegaron los efectivos, los involucrados se unieron para agredirlos.

 

Hasta esta mañana la pareja, él de 36 años y ella 31, estaba alojada en celdas de la Comisaría 2ª; aunque luego de los trámites de rigor quedarían en libertad.

 

El jefe de la dependencia, comisario Cristian Orozco, dijo que las heridas de ambos no revisten gravedad y que si bien están demorados por averiguación de antecedentes, en realidad trataron de preservarlos para que calmen sus ánimos. A pesar de lo ocurrido ninguno va a denunciar al otro, según le manifestaron a la Policía.

 

“Nosotros pusimos en conocimiento de todo a la Fiscalía de turno, pero hasta ahora no dictaron ninguna medida restrictiva. Esto se configura como un delito de instancia privada, pero es difícil ayudar si estas personas no quieren. De no haber ninguna medida cautelar pendiente, van a quedar libres en el transcurso del día y volverán al hogar”, explicó Orozco.

 

El hecho ocurrió cerca de las 6:45 de la mañana en una vivienda de calle Catamarca y 25 de Agosto, en la manzana 4 del barrio.

 

Cuando llegó el primer patrullero, del Comando Radioeléctrico, ella los recibió exhibiendo sus lesiones y acusando al hombre, pero cuando quisieron identificarlo se tornó agresivo y hubo que reducirlo. Ante esta situación, la mujer también se alteró y comenzó a insultar a la Policía para que lo libere.

 

Antes de llevarlos a ambos detenidos, médicos del Sempro debieron atender sus heridas y redactar un protocolo de lesiones.

 

Redacción/MGE

 

Comentá vos tambien...