14°SAN LUIS - Jueves 28 de Septiembre de 2023

14°SAN LUIS - Jueves 28 de Septiembre de 2023

EN VIVO

Anularon el fallo en un juicio de abuso y habrá un nuevo debate

Juan Belardinelli fue hallado culpable, pero su abogado presentó un recurso de casación que fue aceptado por el STJ.

Por redacción
| 21 de diciembre de 2022
Debate. En septiembre del año pasado un Tribunal declaró culpable a Juan Ignacio Belardinelli.

El 29 de septiembre del año pasado, la Cámara Penal de Concarán declaró culpable a Juan Ignacio Belardinelli por abusar de una vecina de poco más de tres años en febrero de 2018, en Santa Rosa del Conlara. El Tribunal, integrado por los jueces Sandra Piguillem, Juan Manuel Saá Zarandón y Luis Manuel Sosa, lo halló responsable de “Abuso sexual con acceso carnal”, pero como el acusado tenía 17 años al momento del hecho, la causa fue remitida al Juzgado de Familia, Niñez y Adolescencia de Santa Rosa para que fijara la pena. Ahora la causa sufrió un revés: el Superior Tribunal de Justicia (STJ) hizo lugar a un recurso de casación de la defensa, ordenó suspender el fallo y realizar un nuevo juicio; para la familia de la víctima, la noticia fue un baldazo de agua fría.

 

Tras la sentencia y la lectura de los fundamentos, Ricardo Gutiérrez, abogado del joven, presentó una casación el 1° de noviembre de 2021, que el STJ trató y respondió la semana pasada.

 

En el documento, el letrado planteó que la sentencia no valoró correctamente todos los elementos de prueba, sino que lo hizo de manera arbitraria. En relación a la autoría únicamente apreciaron el testimonio de la progenitora de la presunta víctima, expuso, prescindiendo de otras pruebas, como las pericias psicológicas realizadas a su representado y pruebas biológicas que dieron cuenta de que no había rastros genéticos ni en la ropa ni en el cuerpo de la menor. Por lo que consideró que el fallo violó el principio de congruencia y que debía ser considerado nulo por apartarse de las pruebas mencionadas.

 

Por otra parte, Gutiérrez refirió que el fallo se basa únicamente en el informe de la entrevista a la niña en Cámara Gesell, “el cual es parcial por cuanto no contempla todas las manifestaciones de la menor, ni tuvo en cuenta que pudo haber sufrido abuso por parte de una persona diferente”.

 

También, consideró que los jueces no valoraron elementos de prueba fundamentales que podrían haber cambiado la suerte de su defendido, y que la Cámara dio por acreditado que existió acceso carnal “cuando la niña no tiene signos de haber sido accedida carnalmente por ninguna vía”, por lo que la sentencia fue “arbitraria, falaz, mendaz y sin fundamentos científicos”.

 

Además, remarcó que Belardinelli no tenía antecedentes penales al momento de dictar el fallo y que eso tampoco fue considerado por la Cámara.

 

En una resolución de 24 páginas, los ministros del STJ, Jorge Omar Fernández, Jorge Alberto Levingston, Carolina Monte Riso y Cecilia Chada, atendieron los puntos planteados, hicieron lugar al recurso de casación, ordenaron anular el fallo y reenviar las actuaciones a la Cámara Penal para que, por intermedio de jueces hábiles, se proceda a la celebración de un nuevo debate con la premura que el caso amerita y se dicte nueva sentencia.

 

 

 “Teníamos mucha fe”

 

Para A.J.A., madre de la víctima, la novedad fue un baldazo de agua fría. “Nos cayó muy mal porque nosotros venimos hace como cinco años con todo esto y teníamos mucha fe. Ahora, de repente, nos dieron vuelta todo”, expresó en comunicación con El Diario.

 

“Me llamó la atención que dieron vuelta las declaraciones de las médicas que atendieron a mi hija al principio, porque en el juicio el fiscal de Cámara (Néstor Zudaire) dijo que las declaraciones de las doctoras confirmaban el abuso y que coincidían, y ahora en el expediente dice que ellas nunca dijeron eso. Una de las doctoras dijo que se dejaron llevar por lo que yo dije, cuando en la primera declaración en realidad ellas contaron lo que vieron. La primera doctora que vio a mi hija fue la que llamó a la Policía y la que me dijo que sí había habido abuso”, resaltó la mujer.

 

 

El hecho

 

Belardinelli fue denunciado el 5 de febrero de 2018. La madre de la niña expuso que ese día, cerca de las 22, su hija, que en ese entonces tenía poco más de 3 años, jugaba junto a su primo de 4 y a un niño de 3, hermano del acusado, en la casa de este último, en el barrio Centenario de Santa Rosa del Conlara.

 

La mujer dijo que su hija regresó llorando y que no quería contar qué le había sucedido. La llevó a una habitación y al revisarle la ropa interior halló manchas de sangre, por lo que la llevó al hospital local. Luego, una pediatra del Cuerpo Profesional Forense examinó a la niña y reveló que tenía una lesión sangrante en la zona genital.

 

El primo de la pequeña relató que escuchó que ella lloraba dentro de la casa de Belardinelli, y que cuando entró para ver qué le pasaba, el muchacho le dijo que era porque se había apretado los dedos con la puerta, y que para calmarla le ofreció un sánguche.

 

La psicóloga que entrevistó a la pequeña en Cámara Gesell indicó que su relato contenía detalles de connotación sexual y que reunía suficientes criterios de validación.

 

El 6 de febrero la mamá ratificó la denuncia en la Secretaría de Familia, Niñez y Adolescencia del Juzgado de Competencias Múltiples del Departamento Junín, dado que el denunciado era menor. Ese mismo día, el juez José Bustos, quien intervino en la causa, ordenó la detención del adolescente y le solicitó al Departamento de Ciencias Médicas de la Tercera Circunscripción Judicial que le realizara un examen médico/pediátrico a la niña. Luego, el 7 de febrero, ordenó instruir sumario judicial, indagó a Belardinelli y ordenó pericia psicológica para el imputado, entre otras medidas.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa
Comentá vos tambien...