SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

SAN LUIS - Domingo 19 de Mayo de 2024

EN VIVO

Rosendo admitió que mintió al acusar a un juez por extorsión

Lo hizo a través de una carta que difundió su abogada. En la misiva le pidió disculpas al magistrado.

Por redacción
| 22 de octubre de 2021
13 de octubre de 2020. Rosendo, cuando era llevado a declarar a Tribunales, antes de ser trasladado al Penal. Foto: Héctor Portela.

A casi un año de haber asegurado que el juez que lo envió a prisión lo había extorsionado por 30 mil dólares, Ariel Rosendo reconoció que lo que difundió sobre el titular del Juzgado de Instrucción Penal 2 de Villa Mercedes, Leandro Estrada, no era verdad. Lo hizo a través de otra carta abierta, que su abogada, Olga Allende, les facilitó a los medios de comunicación. En ella, el suspendido senador provincial sostuvo que el contenido de la misiva anterior "no es real ni expresa la verdad de los hechos" y, por eso, le pide disculpas al magistrado que lo procesó por robo doblemente agravado, violación de una orden judicial y desobediencia de las medidas antiepidémicas.

 

Rosendo subrayó que, más allá de que cuestiona la resolución del juez de procesarlo, confía en la Justicia y en las instituciones, y por eso reconoció que nunca fue víctima de alguna "conducta por parte del doctor Estrada". "No mantuvo un comportamiento apartado de la ley, ni realizó requerimiento de dinero a favores para modificar mi situación ante el proceso".

 

Con este nuevo comunicado, el suspendido legislador admitió, de alguna manera, que mintió cuando aseguró que el magistrado lo llamó para pedirle un soborno el 30 de septiembre del 2020, día en que ordenó su detención.

 

En la anterior carta, sin aclarar si tenía pruebas, afirmó que, en una conversación que duró 20 minutos, Estrada le dijo que si quería recuperar su "vida normal" tendría que pagarle 30 mil dólares.

 

Según esa falsa versión, el magistrado trató por todos los medios de convencerlo de que eso era lo que más le convenía económicamente, y que nadie repararía en lo que él resolviera como juez, porque él "manejaba" hasta la fiscal.

 

En la nueva misiva, el suspendido senador se justificó diciendo que difamó al juez porque se vio "agobiado por la situación". El hecho de estar "despojado de la posibilidad de cuidar" a su hija menor, alojado en el Servicio Penitenciario, lugar en el que jamás pensó estar siquiera un minuto porque la totalidad de su vida "fue dentro de la ley, manteniendo siempre una conducta honesta y de bien", lo superó.

 

En otro punto de su carta, le pide disculpas al juez no solo por la difamación sino también por no haber desmentido todo aquello antes, pues su "desesperante situación" lo privó de obrar "con la celeridad y la firmeza que los hechos ameritaban".

 

Hacia el final del escrito, Rosendo manifiesta lo que ya expresó en todas las audiencias indagatorias: que es inocente, porque el 18 de mayo del año pasado no cometió ningún delito. Refirió que no fue a robar a la casa donde residía su ex, Ivana Massimino.

 

Sostuvo que fue al domicilio de la mujer, a quien no podía arrimarse porque tenía una restricción de acercamiento, simplemente porque quería retirar las pertenencias de la hija que tienen en común. También recalcó que no desobedeció la orden judicial que le impuso un Juzgado de Familia y le impedía allegarse a la madre de su hija porque su expareja, según él, ya "no estaba más en la vivienda hacía cinco meses".

 

Por último, expresó que pudo cometer errores como padre y esposo, pero que nunca golpeó o sometió psicológicamente a la madre de su hija ni a la nena.

 

LA MEJOR OPCIÓN PARA VER NUESTROS CONTENIDOS
Suscribite a El Diario de la República y tendrás acceso primero y mejor para leer online el PDF de cada edición papel del diario, a nuestros suplementos y a los clasificados web sin moverte de tu casa

Suscribite a El Diario y tendrás acceso a la versión digital de todos nuestros productos y contenido exclusivo